Los Roques de Salmor, posibles salvadores del lagarto gigante de El Hierro

16/11/2013
ETIQUETAS:

Las escarpadas paredes de los Roques de Salmor, que son una Zona Especial de Conservación (ZEC) de Canarias, sirvieron en el pasado de protección para una subespecie del lagarto gigante de El Hierro que ha desaparecido, y ahora podrían ser los salvadores de otros lagartos gigantes de la misma especie.

Además, los Roques de Salmor forman parte de una Zona de Especial de Protección para las Aves (ZEPA) y acogen vegetación endémica de las costas macaronésicas que es resistente a la salinidad (halorresistente) y son refugio de colonias de aves marinas como pardelas, petreles y paíños, protegidas por la normativa europea.

El biólogo del Gobierno de Canarias Ángel Vera es quien ha explicado a Efe que esta Zona Especial de Conservación de Canarias, una de las 177 que hay en el archipiélago, está formada por dos pequeños roques de paredes escarpadas y plataforma en la cúspide, y por varias bajas marinas.

Los Roques de Salmor, en aguas próximas a los municipios de Valverde y Frontera, están en el noroeste de la isla de El Hierro, en la costa cercana a Guarazoca y llegan a 104 metros de altura sobre el nivel del mar, con una superficie total de 4,50 hectáreas.

En el pasado estos dos roques estaban habitados por los "Gallotia Simonyi Subespecie Simonyi", lagartos gigantes que desaparecieron porque eran pocos y fueron expoliados, de forma que solo hay algunos ejemplares disecados en museos.

Pero los Roques de Salmor pueden ser la salvación para el "Gallotia Simonyi Subespecie Machadoi", ya que el Cabildo de El Hierro ha comprobado que en ellos tiene éxito la reintroducción de ejemplares criados en el centro de recuperación de esta especie.

Así, 32 ejemplares de esta especie única en el mundo y catalogada como en peligro de extinción, nacidos en cautividad en el Centro de Recuperación de este reptil, han sido liberados en los Roques de Salmor, que en su cúspide tienen una plataforma que es resultado de la acción erosiva del mar.

El lagarto gigante de El Hierro es de color pardonegrusco, con dos series laterales de ocelos de color amarillo limón, que se intensifican en el periodo reproductor; mide unos de 60 centímetros y puede superar los 400 gramos de peso.

Es un reptil de crecimiento lento que puede vivir veinte años, mientras que su alimentación es sobre todo vegetariana, acompañada de algunos insectos, y su principal enemigo es el gato asilvestrado.

Ángel Vera indicó que la vegetación de los roques es matorral resistente a la salinidad (halorresistente) de la maresía y de las salpicaduras de las olas, que se desarrolla sobre todo sobre sustratos rocosos volcánicos costeros.

Este hábitat está presente en los archipiélagos de Azores, Madeira, Salvajes y Canarias.

Entre las plantas que forma ese matorral destacan la lechuga de mar (Astydamia latifolia), el tomillo marino (Frankenia spp.) y la uva de guanche (Zygophyllum fontanesii).