los pescantes del progreso

08/07/2009

La doctora en Historia y profesora titular de Paleografía y Diplomática de la Universidad de La Laguna, Gloria Díaz Padilla, ha sacado a la luz un magnífico estudio de investigación sobre los pescantes de La Gomera, donde se recoge parte de la historia de la Isla en la primera mitad del siglo XX.


La propia autora confiesa que siempre sintió un gran interés por los restos de las infraestructuras portuarias que aún se pueden contemplar en el litoral norte de La Gomera y que, a juicio del presidente del Cabildo gomero, Casimiro Curbelo, «fueron una auténtica revolución económica que marcó la vida de los municipios norteños de Vallehermoso, Agulo y Hermigua, ya que facilitaron la exportación e importación de productos agrícolas e incluso el traslado de enfermos que se salvaron al ser embarcados en los correillos que circundaban a La Gomera».
La magnífica investigación llevada a cabo por Gloria Díaz Padila sitúa el marco temporal de la edificación de los pescantes entre los últimos años del siglo XIX y los primeros del XX, cuando comienza en Canarias un nuevo ciclo económico basado en la exportación del trinomío de papas, tomates y plátanos, al socaire de las necesidades de alimentos que tenía países como Inglaterra, que acababan de vivir la revolución industrial y que también buscaban mercados para vender sus maquinarias y manufacturas. Las condiciones edafológicas y climáticas de las Islas y su ley de Puertos Francos, que favorecía el libre comercio, posibilitaron que las empresas transnacionales consideraran al Archipiélago un lugar idóneo, aparte de que en las Islas existía un burguesía agraria sorprendentemente culta y preparada para aceptar los nuevos retos, como podía ser el de crear canales de comunicación con el exterior distintos a los vetustos desembarcaderos que existían en el norte de la Isla y construir almacenes de empaquetados, transportadores, desembarcaderos, muelles y los pescantes.

Investigación exhaustiva. Para realizar su extraordinaria y completa labor de investigación, la doctora Díaz Padilla ha buceado en archivos, hemerotecas y libros, aparte de beber en las fuentes orales, con entrevistas realizadas con un gran número de personas que tuvieron relación o proximidad con los hechos estudiados. La obra la ha estructurado en cinco capítulos, exponiéndose en el primero una panorámica de la Isla a finales del siglo XIX, en la que quedan reflejadas algunas de las transformaciones y adelantos técnicos que se suceden con la llegada del nuevo siglo y durante sus primeros decenios. En el segundo capítulo se habla de la evolución de las vías de comunicación marítimas y terrestres y de los medios de transporte que se emplean en la Isla y, en los tres capítulos restantes, se recoge el estudio monográfico de cada uno de los pescantes: gestación, promotores, constitución de las respectivas sociedades propietarias, personal, funcionamiento y desaparición de estas infraestructuras portuarias. Complementa la obra un anexo que contiene documentos escritos, mapas y planos, fragmentos y textos completos de obras literarias en prosa y en verso, que hacen referencia en general al estado de las comunicaciones o a los pescantes. El libro lleva además intercalado un importante apoyo visual, constituido por más de un centenar de fotografías de la época que se trata para mejor conocer su realidad histórica.