Los partidos meten tijera a los sueldos de altos cargos

Los partidos con representación en el Parlamento acordaron este lunes recortar, en algunos casos drásticamente, las retribuciones del personal de alta dirección de las empresas y organismos dependientes de la Comunidad Autónoma, así como las percepciones del director general de Radiotelevisión Autonómica de Canarias (RTVC).

Ser nombrado gerente de una empresa pública dejará de ser un chollo. Aquella teoría de que la Comunidad Autónoma tiene que fichar a las personas más preparadas para que se encarguen de sus empresas se estrella en tiempos de crisis, aunque el personal directivo seguirá estando bien pagado.

Éste es el primer efecto que tendrán varias de las enmiendas aprobadas ayer por los grupos en el Parlamento durante el primer debate acerca de las revisiones propuestas al Proyecto de Ley de Presupuestos para 2011.


El primer damnificado en la Comisión de Presupuestos fue el director general de Radiotelevisión Autonómica de Canarias (RTVC), Guillermo García que, sin que se conozcan las razones, percibe un sueldo superior a un viceconsejero. En el proyecto presupuestario se sitúa en 62.445 euros brutos al año y en el informe elaborado por la Consejería de Economía y Hacienda en mayo de este año lo eleva a los 68.623,38 euros.


En cualquier caso, García verá mermado el importe de su retribución debido a la enmienda del Partido Socialista Canario (PSC) que fue aprobada gracias al apoyo que cosechó en el Partido Popular (PP). A partir de 2011, este alto cargo cobrará como si fuera un viceconsejero, es decir 59.213 euros. Aún así, la cantidad supera a la de un director general de la Comunidad Autónoma, a pesar de que ése es el rango que ostenta Guillermo García.

Directivos. Con posterioridad, tocó hablar sobre otra de las enmiendas del PSC que aboga por que «las retribuciones del personal directivo, gerentes y asimilados y del personal laboral de alta dirección de los entes con presupuesto estimativo -empresas y organismos autónomos- no podrán, en ningún caso, ser superiores a las que por todos los conceptos perciban los directores generales de la Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias».

Esta propuesta implica que gerentes como los de Gestión Urbanística de Las Palmas y de Tenerife -los mejor pagados- vean reducida su retribución a más de la mitad en el caso, por ejemplo, del directivo de Tenerife (de 144.347 euros a 57.121 euros brutos al año).

La enmienda socialista fue aprobada en esta ocasión gracias a los votos favorables que emitió Coalición Canaria (CC). La unanimidad se hizo realidad en otra mediante la cual se bloquean las aportaciones a los planes de pensiones.

Además de este grupo de enmiendas, la oposición socialista logró recabar el apoyo de nacionalistas y conservadores a una veintena de correcciones del articulado del proyecto de ley. Sin embargo, la tendencia al entendimiento cambió radicalmente cuando se votaron las enmiendas que implican movimiento de los Presupuestos. Sólo se aprobaron dos que suponen 40.000 euros.