Los nacionalistas frenan la dimisión de Barragán después de la censura

Almudena Sánchez
ALMUDENA SÁNCHEZ

La dirección nacional de Coalición Canaria (CC) rechazó este miércoles la pretensión de su secretario general, José Miguel Barragán, de formalizar la dimisión después de consumada la moción de censura que desbancó al PSOE de la Alcaldía de Granadilla de Abona. Según las distintas fuentes consultadas, Barragán habría presentado este miércoles su renuncia al cargo, el de mayor rango dentro de la organización nacionalista ante la vacante de la presidencia, pero ni tan siquiera fue recibida, después de que varios dirigentes le convencieran de que la gestión del conflicto de Granadilla se deterioró por los desajustes surgidos en el PSOE. Se impone así la tesis que reconoce la correcta aplicación de los estatutos de CC, a pesar de que la advertencia inicial de expulsar a los autores de la moción de censura en el municipio del sur de Tenerife nunca llegó a producirse. El propio Barragán anunció su renuncia si la censura llegaba a efectuarse, como así ocurrió el martes, pero la dirección de CC entiende que fueron los dirigentes del PSOE los que no acudieron a ratificar el documento que pretendía reconducir la crisis municipal, por lo que exoneran de toda responsabilidad a su dirigente. este miércoles, José Miguel Ruano, secretario de Organización de CC, desconvocó la anunciada reunión de la ejecutiva de su partido que debía responder a las conclusiones de sus socios en el Gobierno, y tampoco ha trascendido ninguna medida disciplinaria con los censurantes de Granadilla. Ruano se mostró partidario el martes de revisar aquellos aspecto del pacto con el PSOE que afectan a las alianzas municipales, sin afectar al Gobierno regional, y atribuyó a la «irresponsabilidad» del secretario de Organización socialista, Julio Cruz, el desenlace de la crisis de Granadilla.