Los más jóvenes alucinaron con Eto'o

19/09/2006

El camerunés del FC Barcelona Samuel Eto’o fue ayer el protagonista en Las Palmas de Gran Canaria. El delantero visitó la Isla y congregó a miles de personas en tres actos multitudinarios y que desataron la locura de los incondicionales del Pichichi nacional.

Primero acudió al ayuntamiento donde compareció con los medios de comunicación, para luego desplazarse a las instalaciones de Toyota y al Alfonso Silva, donde realizó un clinic con cientos de jóvenes pertenecientes a las escuelas municipales de fútbol de la capital.

El Balón de Oro africano incluso dio consejos a los más jóvenes y a sus propios padres: «Yo creo que en el fútbol no hay magia. Lo primero es charlar. Para hacer todo se necesita disciplina. Luego, ya en el campo, no les vamos a comer la cabeza. Son niños y hay que dejarles jugar y sacar lo mejor que tienen. Hoy sólo vamos a charlar y saber lo que quieren y aspiran. Estar con los niños no tiene precio. Por mucho dinero que te den, lo importante es compartir un rato con ellos porque para muchos es su ilusión. La mayoría sólo pueden ver a sus ídolos por la televisión. Estar con un jugador al que consideran su ídolo significa mucho para ellos y si yo puedo hacerles feliz por unas horas no tiene precio para mí».

El camerunés se refirió también a sus logros personales. «Ganar el Balón de Oro no es mi objetivo. Sí lo es ganar los títulos que conseguí el año pasado con el Barça. Mientras trabajemos bien, los títulos individuales también llegarán. Este año ganamos todas las categorías individuales en la Liga de Campeones salvo la de portero. Yo leí una vez en la prensa que deberían dar once balones de oro. Tenía razón. Hay muchos compañeros que no han sido premiados y también se lo merecían como otros. Lo más importante siempre es el trabajo en equipo y que consigamos ganar».

Más información en el periódico CANARIAS7