Segunda División B

Los majoreros no consiguieron ganar pese a su superioridad (0-0)

25/05/2008

La Unión Deportiva Fuerteventura empató sin goles ante el Alicante Club de Fútbol, y aunque ese resultado no es del todo malo para el choque de vuelta en el Rico Pérez -cualquier empate con goles le clasificaría-, pudo ser mejor por cuanto le fue anulado un tanto y envió un disparo al travesaño -Memo protagonizó ambas situaciones-.

Los alicantinos se vieron favorecidos en el primer tiempo por el fuerte viento a su favor. Pero no sólo influyó el factor climatológico, sino su mejor colocación en el campo, por lo que casi todas las disputas individuales cayeron de su lado.

El Fuerteventura apenas entró en juego. Gustavo García y Pedro, sus habituales conductores del juego, no aparecían; tampoco lo hacían Maciot y Fali por las bandas. Sin embargo, en las pocas ocasiones en que los verdillos se acercaron a la portería de Unanua, llevaron el susto al experimentado conjunto visitante.

Fali estuvo a punto de cazar un balón dentro del área, tras error en el salto del espigado Urbano, pero Germán despejó el peligro -minuto 8-. Y a continuación, Yeray Soto y Eloy tuvieron que despejar sendos centros peligrosos al área majorera.

A balón parado, el Alicante intentó aprovecharse de la fuerza del aire. Cañadas, su principal ejecutor, probó en el minuto 23 con un lanzamiento lejano, con bote previo incluido -siempre desconcierta-, que detuvo Novoa.

Y fue también en la estrategia donde el conjunto de José Juan Almeida gozó de su mejor opción, sólo un minuto después. Urbano cometió falta ante Pedro -le costó la tarjeta amarilla al ex del Hércules-, y la infracción la ejecutó Memo directamente al larguero.

En esa fase, el choque no ofrecía respiro. En la siguiente jugada, una bonita pared entre Cañadas y Luis Gil acabó con un centro raso del ex del Tenerife que rechazó con apuros Novoa.

Salvo el disparo al travesaño de Memo, el conjunto majorero apenas volvió a inquietar al guardameta navarro, pese a que Almeida cambió las posiciones de Maciot Dévora y Fali en las bandas.

Pero cuando los locales enlazaron tres pases seguidos, desbordaron, como lo hizo Eloy en una internada por la parte derecha del área pero su centro raso no encontró rematador, y sí el despeje a saque de esquina de Germán; el Alicante demostraba ser vulnerable.

Poco antes del descanso, el asistente cometió un error que favoreció a los majoreros al señalar un fuera de juego inexistente de Capi cuando éste se quedaba solo ante Novoa. Ese error tuvo un efecto "boomerang" en la reanudación.

La segunda parte comenzó con un aviso visitante en las botas de Cañadas, cuyo disparo dentro del área se marchó al lateral de la red. Fue sólo un espejismo que dio paso a los mejores minutos del Fuerteventura.

Los locales comenzaron a asociarse, tuvieron más el balón en su poder y llegaron con mucha más claridad. Así, una falta que sacó Gustavo García la convirtió en gol Memo, adelantándose a la zaga alicantina en el área chica, partiendo desde posición legal, pero el tanto del palmero fue invalidado por un inexistente fuera de juego.

Con los verdillos a favor de corriente, Pedro disparó alto en su última aportación al equipo, antes de marcharse lesionado. Luego entró Richard para suplir a Fali, y el Fuerteventura cambió el dibujo para jugar con dos centrocampistas por delante de la defensa e intentar asegurar, al menos, el cero en su portería.

Después, el juego se volvió a igualar y ambos equipos se otorgaron una tregua que únicamente se quebró en los diez minutos postreros.

Memo reclamó penalti por una carga de Roberto Cavas que se produjo justo fuera del área -minuto 80-, pero la mejor opción la tuvo Richard con un derechazo centrado que sacó Unanua a mano cambiada, pleno de reflejos, para enviar a saque de esquina, en el 88.

Los últimos coletazos visitantes, cuando el goleador Joan Tomás -suplente hoy- era ya la referencia ofensiva naranja, pusieron fin a un partido en el que el Fuerteventura mereció algo más, y que finalizó con un 0-0 muy peligroso para ambos en el choque de vuelta, el próximo domingo.

Ficha técnica:

0. UD Fuerteventura: Novoa; Yeray Soto, Miguel Alfonso, Iker Guereñu, Iván Casquero; Eloy; Maciot (Moisés, min. 60), Gustavo, Pedro (Futre, min. 64), Fali (Richard, min. 79); y Memo.

Entrenador: José Juan Almeida.

0. Alicante CF: Unanua; Germán, Urbano, Ricardo Cavas, Catalá; Tito, Alan Baró; Héctor Bosque (Joan Tomás, min. 64), Cañadas (Fernando Béjar, min. 72), Luis Gil (µlvaro, min. 82); y Capi.

Entrenador: José Carlos Granero.

Árbitro: Corredor Pérez, adscrito al Comité catalán. Mostró tarjeta amarilla a los jugadores locales Miguel Alfonso (min. 45), Eloy (65) y Gustavo (73), y a los visitantes Urbano (23) y Cañadas (59).

Incidencias: partido de ida correspondiente a la primera eliminatoria de ascenso a Segunda división -grupo B-, disputado hoy en el Municipal Los Pozos de Puerto del Rosario ante unos 2.200 espectadores. Mucho viento. El Alicante vistió con uniforme de color naranja.


Opinión de los entrenadores al término del partido

José Juan Almeida, entrenador de la Unión Deportiva Fuerteventura, manifestó en conferencia de prensa al término del choque ante el Alicante que "estamos vivos y, aunque se ha perdido una gran oportunidad de ganar, no es un mal resultado".

El entrenador grancanario aseguró que su equipo fue merecedor de la victoria porque "fuimos muy superiores al Alicante en la segunda parte".

"Me han dicho que no fue fuera de juego, que fue legal", señaló Almeida sobre la polémica jugada del gol anulado a Memo, "pero es una circunstancia más del fútbol y ya nos ha pasado muchísimas veces esta temporada".

En cuanto al desenlace de la eliminatoria, señaló que "intentaremos alargar lo máximo posible el partido de vuelta porque la ansiedad y las necesidades las tiene el Alicante, mientras que nosotros, según vayan transcurriendo los minutos, estaremos más tranquilos y con posibilidades de marcar para clasificarnos".

Por su parte, José Carlos Granero, máximo responsable técnico del Alicante Club de Fútbol, dijo al finalizar el encuentro que "esperaba más presión del Fuerteventura, y pese a las dificultades del viento, supimos manejar el partido, sobre todo en su primera parte".

"Fue un partido como esperábamos, en el que no se iba a jugar mucho, el viento dificultó bastante, pero supimos en todo momento llevar el ritmo y creo que fuimos merecedores del empate", añadió el ex del Hércules.

Sobre el gol anulado al Fuerteventura, Granero no coincidió con la opinión de su homólogo local al aseverar que, desde su posición en la banda, vio que "fue fuera de juego".

Para el entrenador valenciano, la eliminatoria está en el aire, "pero confío en que podamos resolverla en el Rico Pérez".