Los guías turísticos darán valor al tesoro botánico de La Palma

30/06/2011

El rico patrimonio natural de La Palma constituye un reclamo turístico que, a menudo, por desconocimiento, solo se divulga superficialmente entre los visitantes. Para corregir tal cuestión se ha impartido un curso sobre la botánica de la Isla entre las personas que ejercen como guías. El objetivo ha sido dar a conocer las 100 especies más representativas de la flora insular.

El pino canario es la planta que más domina en la vasta y variada cubierta vegetal de La Palma. Pero, en la Isla no todo son bosques de coníferas. En las zonas bajas, por ejemplo, entre las especies matrices destacan el granadillo, las retamas, el tomillo y, sobre todo, la lechuga de mar.

Sin embargo, este exclusivo y singular reclamo botánico no es apreciado como recurso turístico en toda su dimensión debido al desconocimiento que, con frecuencia, tienen de ese tesoro natural las personas que, en calidad de guías, acompañan a los visitantes en las excursiones organizadas.

Con la finalidad de ofrecer una divulgación más amplia del citado patrimonio fitólogo, expertos en la materia, en el transcurso de un curso organizado por el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino a través del programa de formación ambiental del organismo autónomo Parques Nacionales, entre el 20 y 24 de junio, dieron a conocer a un grupo integrado por los citados profesionales de la industria del ocio las cien especies más representativas de la flora de La Palma al objeto de que mejoren los contenidos que trasmiten a sus clientes.

La coordinación corrió a cargo del director-conservador del Parque Nacional de La Caldera de Taburiente, Ángel Palomares. Al frente de clases teóricas y prácticas estuvieron Pedro Luis Pérez de Paz y Marcelino del Arco Aguilar, profesores del departamento de Biología Vegetal de la Universidad de La Laguna, y Víctor Garzón Machado, becario investigador del citado departamento. Durante el curso se impartieron charlas sobre la flora de Canarias y, en especial, de La Palma, así como sobre la forma de reconocer cuáles son los caracteres taxonómicos que sirven para identificar las especies. Asimismo, se realizaron diversos recorridos por la Isla para descubrir dónde están las cien especies más representativas o exclusivas de La Palma.

CLIMA SECO. El primer día se llevó a cabo un periplo botánico por zonas bajas y termófilas del sur de la Isla. El itinerario se inició en El Paso y continuó por el paraje de San Nicolás y los núcleos costeros de Las Indias (Fuencaliente), así como por Montaña del Viento, Malpaís de La Salemera, El Caletón, El Zumacal y Finca Amado. En esta franja de clima seco, terreno rocoso y ambiente salado, explicó Palomares, las plantas más representativas son lechuga de mar, tabaibas dulces, inciensos, cerrillanes y tomillo de mar.