Los fondos de la fundación de La Caja de Canarias son solo de 25 millones

Dos meses después de que se nombrada la comisión gestora, que encauzará la conversión de la Obra Social de La Caja -lo único que queda de la entidad tras su integración en Bankia- en una fundación, ya ha concluido el primer paso: clarificar su contabilidad y patrimonio. Con un resultado terrible. Todo lo que queda son unos 25 millones de una entidad que en 2010 tenía unos fondos propios de 429.

La fundación de La Caja de Canarias, que es lo único que quedará de la entidad isleña tras la reestructuración financiera, arrancará su actividad con un patrimonio, entre líquido e inmovilizado, de 25 millones de euros. A esta cifra ha quedado reducida la entidad, que en 2010 contabilizaba unos fondos propios de 429 millones de euros.