Los fenómenos meteorológicos extremos serán más frecuentes en Canarias

12/03/2008

El coordinador de la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en Canarias (AEMET), Emilio Cuevas, ha afirmado en una entrevista que en las islas serán cada vez más frecuentes e intensos los fenómenos meteorológicos extremos.

Los fenómenos extremos serán fuertes vientos, lluvias intensas, períodos más largos de sequía e inviernos cada vez más cálido y se deberán al cambio climático, indicó.

El cambio climático no es un fenómeno nuevo pero hasta ahora no se han sentido sus efectos, "cuando la gente se ha concienciado sobre el problema al ver que el tiempo se ha vuelto loco como dicen y que las advertencias de los científicos no eran cuentos", señaló Cuevas.

Ahora "estamos pagando las consecuencias de los gases que ya hemos emitido a la atmósfera, por lo que a pesar de que realicemos acciones para reducir las consecuencias del cambio climático no se notarían las mejorías hasta el año 2050", comentó.

Pero dijo Cuevas que es necesario que la sociedad, los políticos y otros sectores se conciencien y dejen de forma drástica de emitir gases de efecto invernadero a la atmósfera, sobre todo de dióxido de carbono (CO2); que se impliquen en promover el ahorro energético y que impulsen el uso de las energías alternativas".

Apuntó que el cambio climático es más que un problema medioambiental, ya que es sin duda un problema que implica a los políticos que buscan cómo solucionar los problemas que afectan a los ciudadanos y a los sectores económicos, entre otros.

Además, el aumento de temperatura supone un mayor uso de sistemas de climatización que incrementan a su vez el uso energético y un mayor coste económico para la sociedad.

Para controlar los efectos del cambio climático y otros aspectos se ha creado el órgano estatal que desde mediados de febrero de este año ha pasado a llamarse Agencia Estatal de Meteorología, cuando antes y desde hacía 140 años se denominaba Instituto Nacional de Meteorología.

La AEMET, señaló Cuevas, tiene diferencias con el Instituto Nacional de Meteorología, puesto que presenta una reforma del estatuto jurídico que otorga a la Agencia una mayor autonomía en la gestión y una mayor capacidad de decisión, pese a que sigue formando parte del Ministerio de Medio Ambiente y va a estar controlada por un Consejo Rector cuyo director general va a ser nombrado por el Consejo de Ministros.

Indicó que la agencia meteorológica tiene otra novedad con respecto al Instituto Nacional de Meteorología y es que se organiza por Comunidades Autónomas, por lo que su ámbito de actuación se extiende a toda la región y no a la provincia como determinaba el Instituto.

En el caso de Canarias, dijo Emilio Cuevas, se han unido los tres centros que había y que antes trabajaban de forma independiente, es decir, han pasado a trabajar de forma conjunta como AEMET.

Afirmó que, a pesar de que esos tres centros trabajarán de forma coordinada, cada uno de ellos va a contar con sus especialidades, por ello el centro de Las Palmas se encargará principalmente de la predicción, la vigilancia, la meteorología marina y la meteorología aeronáutica.

El centro de Tenerife se dedicará sobre todo a la caracterización del clima de Canarias, la detención del cambio climático, y lo que es muy importante ya que se acaba de iniciar el estudio de las proyecciones climatológicas del futuro.

El Observatorio Atmosférico de Izaña (Tenerife) es un centro de investigación I+D que analizará principalmente los cambios en los componentes atmosféricos y la calidad del aire de las islas.

Cuevas apuntó que se miden las previsiones de la situación climatológica en Canarias hasta 2100, aunque añadió que estos estudios serán revisados y mejorados cada tres años aproximadamente para obtener datos más precisos.

De los análisis que se han hecho, indicó el también director del Observatorio de Izaña, se puede deducir que la temperatura se habrá incrementado en 2020-2030 un grado con respecto al periodo de 1961-1990.

Al igual que la temperatura del mar, que ha aumentado un grado con respecto a la que había en 1985, lo que podría afectar a algunas especies de la biodiversidad marina.

En precipitaciones, informó Cuevas, no sólo se van a reducir sino que va a cambiar el régimen de las precipitaciones, es decir, el cómo va a llover, por lo que es probable que aumenten las precipitaciones intensas, pero también se van a intensificar los periodos de sequía.

Afirmó que, a pesar de todo, si se compara Canarias con el interior de la Península o µfrica, se observa que el clima en las islas es mucho mejor y que por el amortiguamiento del mar que rodea a las islas el cambio climático presenta menores efectos.

De todos modos, señaló, si no se toman medidas al respecto el clima del Archipiélago perderá calidad, lo que afectará al ecosistema insular que es frágil, por lo que cada cambio por pequeño que sea puede tener importantes consecuencias.

Emilio Cuevas afirmó que la AEMET en Canarias presenta diferencias con el resto de las agencias estatales, ya que se ha convertido en la cabeza de puente de colaboración con µfrica, al establecer proyectos de cooperación meteorológica con algunos países como Argelia o Senegal, lo que le ha permitido ampliar su radio de acción a nivel internacional.