Los docentes se sienten cuestionados por la huelga de deberes de los padres

02/11/2016
ETIQUETAS:

Los principales sindicatos de profesores han criticado hoy la campaña de la Confederación de Padres Ceapa para que sus hijos no hagan deberes durante los fines de semana de noviembre, pues creen que se cuestiona su autonomía docente y que no es el momento ni la forma de realizar una iniciativa así.

Lo han asegurado a Efe representantes de las Federaciones de la Enseñanza de CCOO, CSIF, ANPE y UGT, que han sostenido que es bueno que se plantee un debate sobre los deberes, pero no animar a los alumnos a hacer caso omiso de las tareas que les manden sus profesores.

El secretario general de Enseñanza de CCOO, Francisco García, ha afirmado que el debate sobre los deberes es "interesante" pero que el actual modelo educativo "requiere trabajar dentro y fuera del aula" y, si no cambian las reglas hacia un sistema más útil para la sociedad del conocimiento, no se pueden obviar las tareas escolares.

"Me preocupa el formato que se ha elegido, no me parece el más afortunado porque supone que es cuestionar una decisión del profesor", según García.

"Si el profesor se aviene a seguir la campaña bien, pero si no se aviene o considera que el alumno debe hacer un trabajo el fin de semana, pues puede encontrarse con una desautorización del padre y este avale a su hijo para que no haga los deberes", ha criticado.

Más allá ha ido el presidente de la Enseñanza de CSIF, Mario Gutiérrez, que ha dicho que la huelga de deberes convocada por la Ceapa es "un despropósito y una barbaridad".

"Intentar abrir un debate es respetable pero no podemos comprender ni respetar que alguien proponga que sus hijos dejen de hacer caso o caso omiso de las instrucciones de un profesor", ha recalcado.

Gutiérrez ha recordado que los deberes son tareas que "están dentro de un programa educativo para que los niños aprendan unos contenidos" y dentro de ese proceso se considera que deben hacer unas tareas.

Desde ANPE, su presidente, Nicolás Fernández Guisado, ha asegurado que se trata de una campaña que "atenta contra la libertad de cátedra y el respeto a la labor docente" y que es "totalmente injustificada".

"Lanza un mensaje demoledor sobre la convivencia en los centros", ha añadido Fernández.

Maribel Loranca, responsable de la Enseñanza de UGT, ha opinado que los deberes pueden ser un tema que "merezca un debate", pero que el planteamiento de los padres, que "parece una convocatoria de huelga", no es el "más acertado".

Loranca ha vinculado los deberes a otras cuestiones del modelo educativo como bajar las ratios o reducir la jornada lectiva del profesorado.

Por su lado, el presidente de la  Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), Pedro José Caballero, ha comentado que los deberes son "necesarios en una medida equilibrada y coherente al nivel educativo" del alumno e "intentado buscar la conciliación laboral y familiar".

"No podemos llegar ahora y cuestionar a los profesores", ha manifestado Caballero, que ha añadido que "se está sacando de quicio ahora el tema de los deberes y llamando casi a la insumisión a los niños".