Los científicos temen que en los próximos meses comience 'La Niña'

30/03/2007

El fenómeno de "El Niño" registrado en la segunda mitad de 2006 ha concluido, tras una vuelta del océano Pacífico a condiciones neutras, pero los científicos creen que en los próximos meses le podría seguir el fenómeno inverso, el de la "La Niña", señaló hoy la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

"Aunque ésta es la época del año en la que resulta más difícil predecir cómo evolucionará la situación, desde hace poco existen indicios suficientes para creer que se va a producir una transición a 'La Niña'", señala esa entidad en su último boletín divulgado en Ginebra.

El experto de la OMM Rupakumar Kolli precisó hoy que "es poco probable que esa transición se produzca en los próximos dos o tres meses" y agregó que ese periodo servirá, más bien, para confirmar o descartar la posterior llegada de "La Niña".

Este último fenómeno provoca el enfriamiento de las aguas del Pacífico ecuatorial, lo que a su vez puede dar lugar a fluctuaciones importantes del clima en todo el mundo.

Sobre "El Niño", la OMM indicó que las condiciones registradas a últimos del pasado febrero en esa zona eran "típicas del final de ese episodio" climatológico, tras varios meses en los que se observaron sus características más comunes.

Entre ellas, destacaron condiciones más secas de lo habitual en Australia, Indonesia y Fiyi, lluvias excepcionalmente intensas e inundaciones en partes de África Oriental, mientras que en la zona suroccidental de ese continente se sufrieron largos periodos de sequías.

La organización científica, dependiente de las Naciones Unidas, precisó que se había previsto que después de que "El Niño" llegara a su máxima intensidad en noviembre y diciembre pasados, las condiciones iban a normalizarse a mediados de 2007.

Sin embargo, "el enfriamiento ha sido más rápido de lo previsto" y "actualmente, son varios los modelos que indican la posibilidad de que en los próximos meses comience un episodio de 'La Niña'", según la OMM.

A todo esto se agrega el descubrimiento de "un gran depósito de agua más fría de lo normal bajo la superficie de la parte central y oriental del Pacífico ecuatorial que, según lo previsto, hará bajar aún más las temperaturas superficiales en las próximas semanas", agregó.

Kolli recordó que el fenómeno de "La Niña" suele registrarse durante el último trimestre del año, pero puede adelantarse o retrasarse hasta en tres meses.

Ante las dudas que todavía existen sobre su llegada, la OMM enfatizó que sus especialistas en predicción climática seguirán vigilando la situación e informarán de cualquier nuevo hallazgo.