Los ayuntamientos se enfrentan a un año de recortes presupuestarios

El deseo para el nuevo año por parte de los ayuntamientos canarios es claro: que termine pronto. 2011 se presenta como el ejercicio con mayores recortes en la historia y las corporaciones locales deberán priorizar para responder las demandas de sus vecinos, muchos de ellos en paro.

El presidente de la Federación Canaria de Municipios (Fecam), Lázaro Brito, subraya que la prioridad para los ayuntamientos canarios son los servicios sociales.

«En estos tiempos de crisis y altas tasas de desempleo, las necesidades sociales aumentan y la primera puerta que se toca es la del ayuntamiento, por lo que debemos estar preparados», reflexiona Brito. Por ello, la Fecam exige la colaboración de organismos supramunicipales como cabildos, Gobierno de Canarias y Estado para ayudar a los municipios a dar servicios básicos.

Este lunes, la Fecam firmó un convenio con la Consejería de Bienestar Social del Ejecutivo regional por valor de 22 millones de euros para invertir en atención social, pero no es suficiente.

«La distribución de metadona o las residencias de mayores corren peligro por la crisis», reconoce Juan Díaz, vicepresidente de la Fecam, «y además sabemos que la partida del Gobierno canario para las escuelas infantiles municipales para 2011 es de cero euros, los ayuntamientos tenemos que aportar el 100%, algo imposible en muchos casos», añade. Así, la Fecam tendrá una reunión con la Administración autonómica después de Reyes para encontrar alguna solución.

Otra de las principales preocupaciones que trae 2011 es el desempleo. «Vamos a intentar que el índice de paro no siga subiendo, aunque sea quisiéramos llegar a diciembre con la misma tasa de desempleo a la espera de poder mejorar en 2012», admite el presidente de la Fecam.

Y es que los planes de empleo que realiza el Servicio Canario de Empleo ayudan pero no son suficiente. «De poco me sirve dar un empleo temporal a 350 o 400 parados cuando tengo más de 4.000 sólo en mi municipio», explica Díaz, también alcalde de Ingenio.

Además, la situación es tan crítica en los consistorios canarios que incluso muchos han tenido que realizar expedientes de regulación de empleo y reducir sus plantillas, circunstancias que se producirán de nuevo a lo largo de un difícil año 2011.