Los asesinos de Iván piden al TSJC que anule su condena

ANTONIO F. DE LA GÁNDARA

Las defensas de los tres individuos condenados el año pasado a 17 años de cárcel por el «vil y cobarde» asesinato del joven Iván Robaina, de 19 años, pidieron ayer ante el TSJC la revocación del fallo, alegando supuestas irregularidades. Los condenados volvieron a sentarse en el banquillo.

La Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) dejó ayer vistos para sentencia en el Palacio de Justicia capitalino los recursos de apelación presentados por las defensas contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Las Palmas que en octubre de 2010 impuso una condena de 17 años y seis meses de prisión a los vecinos de Lomo de Los Frailes Oliverio Hernández Guillén, Benjamín González Alonso y Acaymo Santana Travieso. Los tres asistieron al acto esposados por la espalda como reos de asesinato y en el banquillo de acusados.

El fallo ahora apelado, dictado por el magistrado Pedro Herrera Puentes, dio forma jurídica al veredicto con el que un tribunal de jurado declaró el domingo 10 de octubre de 2010 a los tres acusados como culpables del asesinato de Iván, al que mataron de forma coral en la madrugada del 7 de diciembre de 2008.

Según aquel veredicto y su fallo, Oliverio derribó a Iván de una «brutal» patada en el muslo, y Acaymo y Benjamín le propinaron, cuando estaba en el suelo y sin posibilidad alguna de defensa, «al menos dos patadas, una cada uno, de gran potencia y brutalidad, en la cara y la cabeza» que lo desnucaron en el acto. Vil y cobarde.

El crimen no tuvo un motivo claro, según la sentencia. Fue «vil y cobarde» y no tuvo más motivación que la bronca, el jaleo, la violencia gratuita: Iván, estudiante en la Facultad de Traductores de la ULPGC, estaba con unos amigos disfrutando de una noche de ambiente navideño en las inmediaciones de la discoteca Wilson; Oliverio se acercó a «incordiarles», se hizo el ofendido y sus amigos acudieron a auxiliarle, buscando pelea. Como nadie respondía, atacaron al último de la fila, Iván y lo mataron.

Lo referido es, al menos, lo que dice el fallo que ahora pretenden anular las defensas. Acudieron a la vista oral Israel de los Reyes por Oliverio Hernández, Verónica Calvo por Benjamín González y Mónica Beaumont, en turno de oficio, por Acaymo Santana.

 

Lea la información íntegra en la edición impresa de CANARIAS7.