Los proyectos de ocho paseos marítimos están bloqueados

27/08/2012

Los desbloqueos no llegan, no hay luz verde para ocho avenidas marítimas en Fuerteventura. Tal vez a la espera de que lleguen tiempos mejores, los proyectos continúan guardados en los cajones; en unos casos por falta de financiación, y en otros por razones técnicas o administrativas. Puerto del Rosario es el municipio más afectado.

Tan solo el municipio de Tuineje ha visto en los últimos años la ejecución en su litoral de un proyecto de la Dirección General de Costas; se trata del paseo marítimo de Tarajalejo (900 metros de largo por 11 de ancho), que tiene ya un tramo abierto al público y cuya finalización total está prevista para finales de año, gracias a una inversión en torno a 1,5 millones de euros. De los proyectos de los otros ocho paseos marítimos de la isla poco o nada se sabe, ni siquiera los responsables políticos de las diversas administraciones locales.

A finales del pasado mes de julio, el pleno del Ayuntamiento de Puerto del Rosario aprobó una moción en la que se solicitaba, «a las diferentes administraciones, que se apueste con decisión por una serie de proyectos». Entre aquellos destaca el de la avenida marítima desde Los Pozos hasta el Parador de Playa Blanca, «cuyo proyecto, ya elaborado, ha superado todos los trámites administrativos salvo la expropiación de los terrenos no adquiridos por la administración pública, que, como se aseguró en una reunión celebrada en enero de 2007 con la Dirección General de Costas, puede llevarse a cabo simultáneamente al proceso de licitación de la obra».

Pero en Puerto del Rosario hay otros tres proyectos importantes. Uno es la avenida de Puerto Lajas, que, según el Ayuntamiento, «está en condiciones de poder iniciarse». Otro es la conexión de las avenidas de Playa Chica y Los Pozos, actualmente separadas por el solar de la Disa. Y, en tercer lugar, la avenida marítima de El Charco, «cuyo proyecto debe ser concluido cuanto antes, y que cuenta con un alto porcentaje de suelo afectado en propiedad municipal (concretamente el tramo comprendido entre la piscina militar y la sede del Club Herbania)».

En el municipio de Pájara siguen pendientes dos avenidas marítimas. Una en Morro Jable y otra en Costa Calma. La reivindicación de que se construyan existe. Pero no hay financiación ni parece que vaya a darse en los próximos años. Sin embargo, ambos proyectos son claves porque se ubican en los principales centros turísticos del municipio. Aparte de las económicas, el paseo marítimo de Morro Jable presenta dificultades técnicas para su construcción entre el pueblo y el muelle, ya que entre ambos puntos se levanta un inmenso risco; para salvar el obstáculo habría que construir una escollera y tomar precauciones para evitar desprendimientos.

En el municipio de La Oliva también hay dos proyectos que descansan en el cajón. Por una parte, la avenida marítima de Corralejo entre el muelle viejo y Las Agujas, y, por otra, el paseo de El Cotillo entre el Castillo de El Tostón y Bañaderos. Pero en el Ayuntamiento de La Oliva casi nada se sabe de la Dirección General de Costas, ni se esperan buenas nuevas próximamente.

Para Betancuria, aunque tiene una franja de litoral (casi virgen en su totalidad), no se contempla la ejecución de avenidas.