Loro Parque cierra un "preacuerdo" para comprar los terrenos donde quiere construir el parque acuático del Sur

06/06/2013

Wolfgang Kiessling, presidente de Loro Parque, ha confirmado que hay un "preacuerdo" para la compra de los terrenos de El Veril, en San Bartolomé de Tirajana, donde pretende construir el mayor parque acuático de Europa. Kiessling se muestra esperanzado en que ahora se resuelvan los "problemas técnicos" para hacer  efectiva la compra e iniciar las obras.

El lunes puede ser un día clave para el futuro del sur de Gran Canaria. Ese día Wolfgang Kiessling se reunirá con representantes del Cabildo de Gran Canaria, del Ayuntamiento de Santa Bartolomé de Tirajana y, previsiblemente, de la familia Del Castillo, propietaria de los terrenos de El Veril sobre los que el presidente de Loro Parque tiene puesto sus ojos, para intentar resolver los "problemas territoriales" y "de todo tipo" que constituyen una traba para construir en esa zona un gran parque acuático, similar al Siam Park de Tenerife.

El mismo Wolfgang Kiessling ha confirmado no sólo la celebración de esa reunión, sino que ya tiene firmado un "preacuerdo con los propietarios" de los terrenos para su adquisición y, aunque no desveló  a cuanto asciende el precio de la finca, si dijo que era "satisfactorio" para las dos partes. "Yo no hablo de dinero", zanjó el asunto Kiessling, que sí lamentó que "todo es muy complicado y sin un departamento jurídico no puedes hacer nada". 

También advirtió el empresario alemán que "si la parte técnica no se aclara, no habrá compra" y, aunque no vinculó de manera directa la inversión en Gran Canaria con otras que tiene previstas en Asia, deslizó que una delegación china estuvo el "fin de semana" en Tenerife para "recordarme la obligación que tengo allá".

Wolfgang Kiessling se mostró convencido de que, "aunque es difícil llegar, al final lo conseguiremos" porque se ha "avanzado mucho" y  , además, dijo, cuenta con el "apoyo absoluto de todos los partidos políticos y de los Del Castillo". El problema, sentenció, "ya no es la compra de los terrenos, porque hay entendimiento; ahora el problema es si podemos construir o no".

Los terrenos de El Veril están clasificados como rústicos, además, parte de ellos están en el barranco y pertenecen al Consejo Insular de Aguas. El Cabildo está dispuesto a hacer una concesión administrativa a la familia Kiessling y el cambio de uso del suelo se podría hacer, según fuentes consultadas, a través de un plan de actuación territorial.