Locales municipales vacíos

CC ha criticado que el Consistorio de Santa Brígida no le está dando uso a diversos locales propiedad municipal, como el edificio que iba a ser destinado a guardería, una casita en La Atalaya, un local en la urbanización Las Casillas y la antigua Cámara Agraria, a la vez que, según señala su concejal, Victoria Casas, «paga alquileres a particulares» para las concejalía de Juventud y de la Mujer y para las clases de adultos.

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA

La edil de CC lamenta que «mientras las propiedades municipales se deterioran, las necesidades vecinales siguen sin cubrir» y echa en falta que la villa no tenga «una Casa de la Cultura, un local para la escuela de Música, un centro para los ensayos de distintos grupos musicales o un centro de día para discapacitados físicos o mentales», entre otros equipamientos culturales y sociales. Victoria Casas recuerda que el edificio verde situado en El Palmeral , en el casco urbano, y que en principio iba ser destinado a guardería infantil lleva ya más de tres año y medio terminado y cerrado. El local situado en la urbanización Las Casillas, de dos plantas, fue la contraprestación que entregó la promotora. El de La Atalaya es una casita amarilla, en la subida a La Concepción, cerrada y con los jardines abandonados, que sólo se ha usado «una vez durante una semana para un curso relacionado con la viticultura». Además, está lo que era la Cámara Agraria, inmueble al que tampoco se le está dando utilidad.