Libertad con fianza de 150.000 euros para el acusado del crimen de la viuda de Sala

20/03/2017

El juez ha decretado libertad bajo fianza de 150.000 euros para Miguel López, en prisión como presunto autor del asesinato de su suegra, María del Carmen Martínez, viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala, según ha comunicado vía Twitter el Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJCV). 

El magistrado ha ordenado también la retirada de su pasaporte y la prohibición de que abandone el país, al tiempo que establece que debe presentarse en los juzgados una vez a la semana para firmar, como medidas cautelares añadidas. 

Fuentes del despacho de abogados que lleva la defensa del detenido confirmaron a Efe que su cliente abandonará el centro penitenciario de Fontcalent, en Alicante, en las próximas horas porque están haciendo todas las gestiones necesarias para depositar hoy mismo la fianza. 

En su auto, hecho público por el TSJCV, el titular del juzgado de Instrucción 7 de Alicante, José Luis de la Fuente, ha prohibido también al presunto asesino el acceso a las instalaciones del concesionario de coches Novocar, que él mismo regentaba y donde la víctima falleció de dos disparos el pasado 9 de diciembre. 

De la Fuente pretende impedir con esta limitación que López pueda intentar presionar a los trabajadores de la empresa, que son testigos en esta causa, para que modifiquen sus declaraciones en el futuro juicio con jurado que tiene que celebrarse en la Audiencia de Alicante. 

El juez mantiene que persisten los indicios criminales contra el sospechoso, a diferencia de lo manifestado por la defensa, aunque le impone la fianza y demás medidas cautelares por un "criterio de proporcionalidad". 

"El avance en la instrucción, si no ha visto desvirtuar los indicios ya referidos en el inicial auto de prisión, tampoco ha aportado apenas nuevos elementos que sustenten adicionalmente la acusación, más allá de las declaraciones de la BPSC (Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana)", señala en su resolución. 

El juzgado está actualmente a la espera de recibir algunas pruebas periciales o documentales "de carácter técnico, entre ellas el análisis de los equipos informáticos intervenidos al sospechoso tras su detención, el pasado 8 de febrero. 

Respecto a los indicios que apuntan a la presunta culpabilidad del sospechoso, el auto recoge que todos los testigos, a excepción de uno, "han ratificado en lo sustancial sus previas afirmaciones efectuadas en las diligencias policiales". 

De la Fuente solo confiere "trascendencia" a la rectificación realizada por un empleado del concesionario en el juzgado. 

Concretamente, este empleado dijo no haber presenciado cómo su jefe, Miguel López, cogía las llaves del todoterreno que su suegra acudiría a recoger el día del crimen, sino haberlo supuesto porque le había dicho antes que él mismo se encargaría de entregar el vehículo.