Lavandera dice irresponsable a Dávila, quien recuerda que las decisiones son colegiadas

EFE

El portavoz del grupo Socialista en el Parlamento de Canarias, Ignacio Lavandera, ha acusado este miércoles de irresponsable la gestión de la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, quien ha recordado que las decisiones del Gobierno canario son colegiadas. Durante la comparecencia de la consejera a petición del grupo Socialista para hablar de la gestión presupuestaria en 2016 el portavoz socialista ha señalado que el comportamiento irresponsable de la consejera ha tenido sus peores consecuencias en sanidad, educación y políticas sociales. Ignacio Lavandera ha denunciado que el gasto en esas materias es inferior este año al de 2009, y ha recordado la expulsión del Gobierno canario de los cuatro consejeros del PSOE. Rosa Dávila replicó que la gestión de 2016 la realizó un gobierno formado por miembros de CC y PSOE, y destacó la labor realizada en las áreas gobernadas por los socialistas, así como que el presupuesto de ese año fue el primero en crecer tras años de recortes y a pesar de la insuficiente financiación autonómica. La consejera de Hacienda indicó que los consejeros socialistas abandonaron el 23 de diciembre del pasado año el gobierno, en el que se quedaron viceconsejeros y directores generales del PSOE e hicieron una labor "encomiable" hasta el cierre del presupuesto. Rosa Dávila ha asegurado que se hizo una buena gestión por parte del gobierno regional y ha recordado que se llevó a cabo en un contexto en el que no había ejecutivo español y con peligro de sanción a España por parte de la UE por incumplir el déficit. Según la consejera, esa buena gestión del gobierno canario permitió afrontar una ley de crédito extraordinario para destinar más recursos a políticas sociales y abonar parte de la paga extraordinaria de 2012 a los empleados públicos. Si no se hubiese producido el cierre adelantado del presupuesto no se habría cumplido el objetivo de déficit, ha agregado la consejera. Ignacio Lavandera indicó que al PSOE lo "echó" del gobierno Coalición Canaria al día siguiente de aprobarse los presupuestos para 2017, y ha comentado que los nacionalistas llevaban "seis meses dando pataditas bajo la mesa" a los socialistas. El portavoz socialista ha reiterado que se habría producido un superávit de 20 millones de euros si el gobierno canario no hubiese transferido a cabildos y ayuntamientos 160 millones de euros del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan), y ha insistido en que Rosa Dávila ha realizado una política de apariencias. A juicio de Ignacio Lavandera, la consejera ha querido ser la primera de la clase pero ha suspendido y ha castigado a los proveedores con el cierre adelantado del presupuesto, para también decir que habría sido fácil endeudarse un poco e invertir más en sanidad, educación y servicios sociales. El portavoz socialista dejó claro que no se fía de la consejera y anunció que si hay una ley de crédito extraordinario su grupo presentará una enmienda para que si se vuelve a anticipar el cierre presupuestario sea por una decisión colegiada del gobierno. Rosa Dávila ha respondido que las decisiones del gobierno son colegiadas y el pasado año se tomaron de forma conjunta hasta pocos días antes de cerrarse el año, y ha destacado la responsabilidad que el socialista José Miguel Pérez demostró durante el gobierno que PSOE y CC compartieron tras las elecciones autonómicas de 2011. La consejera ha negado que el cierre presupuestario adelantado haya perjudicado a las facturas sanitarias y ha señalado que si este año hay una ley de crédito extraordinario, para lo que deberán aprobarse los presupuestos del Estado, el dinero se destinará a mejorar sanidad, educación y servicios sociales. La diputada del grupo Mixto Melodie Mendoza criticó que CC y PSOE continúen con continuos reproches y aseguró que es ridículo que busquen culpables por actuaciones que en su momento consideraron oportuno, y tras reconocer que el cierre presupuestario no fue una buena noticia se hizo por responsabilidad. El portavoz de Nueva Canarias, Román Rodríguez, dijo que desde su formación se ha combatido la gestión de austeridad hecha por el gobierno canario, y denunció que Canarias es la única comunidad autónoma que nunca utiliza el déficit autorizado, algo que a su juicio es propio de quien tiene una visión conservadora. El diputado de Podemos Francisco Déniz recordó que la gestión en 2016 fue compartida por CC y PSOE, por lo que tal vez la comparecencia debería ser conjunta, y opinó que debería hacerse una autocrítica en torno a la relación entre el gasto y los servicios prestados. El diputado del grupo Popular José Tomás Estalella dijo a la consejera que en 2015 tenía un discurso de queja por el trato del gobierno de España hacia Canarias y ahora dice lo contrario, y reclamó que baje el IGIC. La diputada del grupo Nacionalista Canario María Elena Luis destacó que el 80 por ciento del presupuesto se destina a gasto social, y dijo al portavoz de Nueva Canarias que sale "muy caro" recurrir al déficit.