Las recetas dibujadas de Adoración Curbelo

21/04/2014
ETIQUETAS:

Adoración Curbelo (Haría, Lanzarote,  1933) encarna a su pesar lo que el Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (Instituto AS) del Cabildo quiere cambiar con su programa Gran Canaria Accesible. Sorda de nacimiento explica a través de Arminda Ponce,  -su mediadora de la Asociación de Personas Sordas de Gran Canaria-, que nació en Haría hace 80 años y que no la mandaron a  la escuela porque no podía oír. Es analfabeta y siempre ha firmado con una cruz o con la huella del dedo, «pero no tiene ningún problema para desenvolverse, porque es muy lista», asegura Ponce.
La 2ª Feria Gran Canaria Accesible, que se celebra del 15 al 17 de mayo en Infecar, es un escaparate de los anhelos y los problemas de las personas con discapacidad. El Instituto AS, que dirige el consejero José Miguel Álamo, quiere hacer de Gran Canaria un referente en este campo. Este año la feria da el protagonismo a los mayores.
La Asociación de Personas Sordas de Gran Canaria, que estará de nuevo presente en el evento, cuenta en la actualidad con 220 socios. Según fuentes de la organización, se calcula que hay entre 1.500 y 2.500 personas sordas en Gran Canaria.
Miguel Ángel Santana Trujillo, Sergio Pirez Báez y Carmelo Santana Ortega, miembros de la asociación, coinciden en que la principal barrera de comunicación que sufren es en el ámbito de la formación. Sienten que no están en igualdad de condiciones y señalan que esta limitación lleva a bajos niveles de cualificación y dificultades de inserción laboral.
Perviven las barreras, pero las cosas han cambiado desde los tiempos en que Adoración Curbelo «sólo se podía relacionar con su familia». La anciana es un ejemplo de superación. Dice Arminda Ponce, que Adoración se arregla muy bien sola, pese a no hablar ni oír y a ser analfabeta. Se entiende gracias a su propia lengua de signos, a su afán por salir adelante y a estratagemas como los colores que le pinta su mediadora en un almanaque o los dibujos que hace ella misma en los envases de los medicamentos (una olla de la que sale humo identifica la medicina para el ardor de estómago). Presume de buena cocinera: si quiere una de sus recetas, ella se la pinta.