Las farmacias, al borde del caos

14/11/2011

n El Gobierno canario no da tregua a las farmacias de las Islas para que enjuaguen su cuenta de resultados. El Ejecutivo advirtió la pasada semana de que pospone hasta febrero el pago de 162 millones por problemas de liquidez en la Administración regional.


Un porcentaje indeterminado (que podría llegar al 40%) de los 700 establecimientos repartidos por el territorio insular, está abocado a una «crisis sin precedentes», según fuentes del sector. 


Los farmacéuticos se reunieron anoche en la capital grancanaria con carácter de urgencia y, al cierre de esta edición, evaluaban medidas de presión contra el Gobierno regional después de dar «por fracasadas» sendas reuniones con el presidente, Paulino Rivero, y los titulares de Sanidad y Economía, Brígida Mendoza y Javier González Ortiz.


Los dos encuentros se mantuvieron bajo la confidencialidad de las partes hasta que anoche saltó la alarma. La primera reunión con Rivero y la consejera se produjo hace tres semanas. Los asesores de farmacias plantearon al presidente la posibilidad de acudir a un crédito sindicado con los bancos si el Gobierno firmaba un reconocimiento de deuda por el último cuatrimestre del año, lo que significaba en la práctica admitir un aval superior a los 150 millones.
Los profesionales estaban incluso dispuestos a asumir una parte del gasto financiero al tipo de interés que paga la Comunidad autónoma por sus emisiones de capital (en torno al 4,5%). Pero ni por esas, porque Paulino Rivero, según portavoces asistentes, despachó la solicitud con la garantía de que «todo está arreglado».


21 días después llegó la polémica. En otra reunión secreta (hace cinco días), Javier González Ortiz fue más realista. Alegó falta de liquidez de la Administración y les anticipó que los primeros cobros (del periodo septiembre-diciembre) se librarán en febrero. En la práctica, según las farmacias, equivale al cierre de, al menos, el 40% del negocio.
En Canarias hay censadas unas 700 farmacias, que dan empleo a 2.100 personas. El gasto mensual por recetas del Servicio Canario de Salud asciende a 42 millones al mes de media regional; la cantidad se duplica con la cobertura de hospitales.

DESABASTECIMIENTO. A priori, los farmacéuticos descartaron anoche cualquier «medida de sufrimiento a la población», pero sí anticipan que existen «riesgos reales de desabastecimiento» si persisten «las condiciones límites del Gobierno».


La situación  más crítica se da en la provincia de Las Palmas, ya que los propietarios de Tenerife disponen de una línea de crédito (factoring) ligada a la Comunidad autónoma por 44 millones de euros, de manera que, hasta ese límite, los bancos anticipan las compras de medicamentos a los distribuidores.


La amenaza para las dispensas en Las Palmas es mayor, porque si el Gobierno alarga el pago de las facturas, las farmacias se verían ante el temor a trasladar el crédito a la Cooperativa de Farmacia (Cofarca). «Si se produjera esa situación límite y no deseada por nadie, Cofarca quebaría en dos meses. Los laboratorios dejarían de enviar  medicamentos y entonces los riesgos de desabastecimiento serían una realidad muy inquietante». Una fuente autorizada de CC en el Gobierno expresó a este periódico que «se buscan soluciones inmediatas».


El PSOE se mantiene, por ahora, en silencio. El PP lamenta que «se juegue con la población en algo tan delicado». El portavoz en la comisión de presupuestos, Jorge Rodríguez, espera que Ortiz se explique  en el Parlamento.