Las drogas de sumisión están detrás del 30 % de las agresiones sexuales

22/05/2015

Las drogas de sumisión como la burundanga están detrás de entre el 20 % y el 30 % de las agresiones sexuales, según han sostenido esta semana expertos sanitarios y forenses durante una conferencia sobre toxicología, ha informado este viernes el Ministerio de Justicia.Aunque no existe un registro único de casos de sumisión química, los expertos han alertado sobre la creciente importancia del fenómeno en España y han calculado que esta droga está detrás de dos o tres de cada diez víctimas sexuales.

Esta conclusión se ha puesto de manifiesto en la conferencia celebrada esta semana en el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF), impulsada por el Servicio de Información Toxicológica, con objeto de propiciar el intercambio de conocimientos y buenas prácticas para una mejor coordinación entre diferentes estamentos en el ámbito de la toxicología.

Según Luis Segura, médico forense de los Juzgados de Madrid, el 70 % de los casos de sumisión química se produce en menores de 30 años y el grupo de mayor riesgo es el de mujeres entre 15 y 19 años.

El perfil tipo es el de una mujer joven que ha consumido 1 o 2 bebidas alcohólicas, que pierde la conciencia y despierta varias horas después en un lugar desconocido con signos o sospechas de haber mantenido relaciones sexuales no consentidas y que se demora alrededor de unas 20 horas en acudir a la Policía o al centro hospitalario teniendo sentimientos de culpabilidad o vergüenza.

Las sustancias que intervienen en la sumisión de manera más frecuente son el alcohol etílico, las benzodiacepinas y ciertas drogas de abuso.

Sus efectos van desde la desinhibición a la sedación y a la amnesia, pudiendo provocar también alucinaciones, según datos aportados por la jefe del Servicio de Química del INTCF, Begoña Bravo.