Las autorizaciones para la venta ambulante en Canarias serán por ocho años

23/03/2011

Los votos de PSC-PSOE y PP, con la abstención de CC, han permitido este miércoles que el pleno del Parlamento de Canarias apruebe la ley por la que se modifica la Ley 4/1994, de 25 de abril, de Ordenación de la Actividad Comercial de Canarias, relativa a los servicios en el mercado interior y que permite que las autorizaciones de venta ambulante se dispensen por un periodo de ocho años.

El diputado del PSC-PSOE, Inocencio Hernández, explicó que por esta ley están esperando muchas personas del sector de venta ambulante de Canarias que "están abandonados por la administraciones" y esperó que a partir de ahora vean "una luz en el futuro" y sirva para que se les haga más caso.

El socialista abogó por el consenso recordó que ya solicitó en su día que hubiese acuerdo con el sector y los ayuntamientos. "Se les prometió una cosa y se hizo otra, pero el tiempo pone las cosas en su sitio". Además defendió la capacidad de la Cámara para abordar esta cuestión. Pidió además que se elimine la incertidumbre del sector.

Hernández defendió que "las autorizaciones para el ejercicio de la venta ambulante otorgadas con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 1/2010 de las que haya constancia fehaciente, quedan prorrogadas automáticamente por el plazo de ocho años con la acreditación del cumplimiento exclusivamente de los requisitos exigidos para la obtención de la autorización originaria, con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 1/2010, en su mercadillo habitual, a contar desde la entrada en vigor de la presente disposición transitoria y serán prorrogables por otros ocho años".

Por su parte, el diputado del PP, Carlos Ester, dijo que la venta ambulante es un activo económico que tiene mucha importancia. "Lo apoyamos sin ningún tipo de duda", continuó para pedir que se enmendara el texto para distinguir entre el régimen general y el transitorio. Sobre los primeros dijo que eran los nuevos y los otros los anteriores a 2010.

De igual forma, Ester dijo que a quienes desarrollan la actividad desde antes de 2010 hay que prorrogarles las licencias de forma automática. Pidió que no se les deje en una situación de "indefensión". "Los vamos a dejar desamparados. No, señores. Debemos velar por esa economía y por esas familias. No podemos abrir las puertas a que haya más desempleado", ha defendido.

Ester además ha asegurado que "el Gobierno de Canarias ha sido irresponsable al prometer ocho años y otros ocho años". "No podemos jugar con las personas. El director general de Comercio ha engañado a estas personas y no lo podemos consentir", ha sentenciado para anunciar que respaldaría las enmiendas del PSOE, pero no las de CC porque no exigen una renovación automática de licencias.

Por último, la diputada de CC, Belén Allende, dijo que la iniciativa legislativa fue presentada por los tres grupos. "Cuando las cosas nacen por consenso, nacen para perdurar", dijo para añadir que quiere irse de la Cámara afirmando que "no se quiere engañar a nadie". Así defendió la seguridad jurídica de la norma.

La nacionalista dijo que la normativa estatal plantea que "está prohibida la renovación automática" de los permisos. Además recalcó que las autorizaciones deben modularse para amortizar las inversiones. Aquí pidió al PP que no intente engañar a nadie y recordó que no es la misma inversión la que hace alguien para comprar un camión y otro que sólo cuelga unos cintos de cuero.

Allende dijo además que las tesis de Hernández iban en contra del PSOE de Madrid y del Ministerio. A esto, el diputado socialista Julio Cruz dijo que esa afirmación era falsa y que el ministro de Industria y el Gobierno de España lo era de todos y no como el canario. Además aseguró que existe una muy buena relación con los socialistas canarios.

A esto el portavoz de CC, José Miguel Barragán, lamentó que Cruz hable del decoro de su grupo cuando arroja sus afirmaciones a quienes se sientan en "el banco azul". De igual forma aseguró que Sebastián en una visita a El Hierro aseguró que no se quería reunir con los socialistas herreños.