Laboratorio para divulgar ciencia

20/03/2017
ETIQUETAS:
- ull

La Facultad de Bellas Artes de la ULL alberga desde hace dos años y medio el primer FabLab de Canarias, un espacio de trabajo colaborativo e interdisciplinar centrado en el desarrollo de material divulgativo y de aprendizaje de contenido científico. Su particularidad es que utiliza tecnologías gráficas avanzadas y de fabricación en 3D.  

No es lo mismo que a un alumno se le explique cómo es, por ejemplo, una célula con un dibujo en la pizarra que si se hace con una animación tridimensional (3D) en la que se ve la morfología y la fisiología de esa célula; tampoco es igual para un estudiante de biología ver una tenia solitaria dentro de un tarro con formol que contar con una reproducción a escala real, que se puede tocar y desmontar para el estudio de sus distintos órganos. La animación en 3D de la célula y la fabricación aditiva (con impresora 3D) de una tenia son dos de los proyectos que se han desarrollado en el Laboratorio de Diseño y Fabricación Digital (FabLab) de la Universidad de La Laguna (ULL), el primero de Canarias y el único de toda España que está dentro de una facultad de Bellas Artes.

Este «espacio de trabajo» se creó hace ahora dos años y medio por «un grupo de profesores de distintas disciplinas reunidos en torno al uso de herramientas de diseño y fabricación digital», explica Drago Díaz, profesor de Departamento de Bellas Artes de la ULL y responsable de este FabLab de la ULL. Laboratorios de este tipo hay muchos, pero la línea principal de especialización que se ha elegido en el de La Laguna lo hace único en España. Básicamente, explica Drago Díaz, se ha centrado en el desarrollo de material divulgativo y de aprendizaje de contenidos científicos, pero haciendo uso de tecnologías gráficas avanzadas como el modelado y animación en 3D, la realidad virtual, la realidad aumentada y la fabricación aditiva.

«El trabajo que hacemos es muy riguroso desde el punto de vista científico», asegura Díaz, al tiempo que incide en que es así porque «siempre se cuenta con asesoramiento científico».  Al FabLab están vinculados profesores de Bellas Artes -«la creatividad es muy importante»-, de Ingeniería y de Biomedicina y colaboran físicos, paleontólogos, diseñadores o médicos; «somos un centro realmente multidisciplinar», dice.