La vindicación de Barbosa en la mejora de la Unión Deportiva

David Ojeda
DAVID OJEDA

Pasaban diez minutos del comienzo de la segunda mitad cuando el inquieto Chuli entró en el área de la Unión Deportiva en Huelva y golpeó con violencia el esférico buscando el palo de Barbosa. Allí se topó con la estirada del portero argentino. La parada de Barbosa fue elemental, como otras durante la tarde, para solventar el viaje a Huelva con un punto como equipaje. «Mariano estuvo hoy muy bien. Pero no solo hoy, lleva varios partidos rindiendo a ese nivel», atestiguó Sergio Lobera, reacio siempre a nombrar personajes concretos, en su lectura del encuentro en el Colombino.

Mariano Barbosa ha crecido con la Unión Deportiva. En los últimos nueve partidos de Liga, los que el equipo lleva sin perder, el guardameta argentino solo ha encajado cuatro goles, un promedio de uno cada 202 minutos. «Espero mejorar todavía más en los próximos partidos», contesta escuetamente, como escapando del elogio.

El guardameta argentino huye siempre de personalizar en su figura. «Estamos bien. La verdad es que esperamos seguir con estas ganas y esta racha de buenos resultados», exponía con satisfacción.

Hoy Barbosa vive su mejor momento en la Unión Deportiva. El pasado verano amplió su contrato hasta 2015 tras un intercambio de opiniones en directo en Canarias Radio La Autonómica «No me la voy a jugar con un portero que acaba contrato la próxima temporada», llegó a decir el presidente.

Siempre había reprochado la falta de ambición de una Unión Deportiva con cierto vértigo a ambicionar el ascenso a Primera. Ahora no solo lo hace de verbo sino que lo pelea en el campo. El cambio de discurso ha alentado el mejor rendimiento de un futbolista que cumple su tercer año en la Unión Deportiva.

Él reincide en el mensaje. «Espero seguir mejorando y que el equipo siga creciendo», subraya uno de los referentes del actual momento de la UD.