La vieja se muda al Mediterráneo

CANARIAS7.ES

En el Mediterráneo están de enhorabuena: la vieja, el pez canario por excelencia, empieza a aparecer en aquellas aguas. En concreto, en la zona del Cabo de Creus. ¿La causa de una aparición tan sorprendente, a miles de kilómetros de distancia de su hábitat natural? Los científicos lo están investigando. Según publicó ayer el periódico El País, un estudio financiado por la Fundación Abertis y realizado por investigadores de la Universidad de Girona, el CSIC y la Universidad Politécnica de Cataluña ya alerta sobre el hecho de que el aumento de la temperatura del mar está alterando la relación de especies de peces en la citada zona. En esa investigación se ha tomado buena nota, agrega el periódico, del hallazgo de al menos dos ejemplares de vieja, «un pescado muy común y apreciado en Canarias», según la definición del citado rotativo. Una de las viejas fue capturada por un pescador artesanal y otra avistada por un pescador submarino en febrero de 2011. «Uno de ellos era un ejemplar juvenil, lo que indica que la especie ya se está empezando a reproducir», explica en El País Josep Lloret, del departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Girona. En Canarias los científicos también están examinando las consecuencias del cambio de temperatura en el mar. Ese estudio coincide en el tiempo con la proliferación de aguavivas, en especial en las playas de Fuerteventura y Lanzarote, así como en el sur de Gran Canaria. También en el Cantábrico se está detectando un movimiento de especies hacia zonas donde hasta ahora no habitaban.