La vacuna que previene el cáncer de cérvix cuesta 500 euros

15/12/2006

La vacuna que previene contra el cáncer de cérvix, una manifestación de una infección de transmisión sexual producida por el virus del papiloma humano por la que mueren al mes dos mujeres en Canarias y una cada 18 minutos en Europa, cuesta 500 euros.

Así lo puso de manifiesto en el V Simposio sobre Test Predictivos en Oncología el doctor Orlando Falcón, de la Unidad de Oncología Ginecológica del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria. Antes de intervenir en las jornadas, Falcón explicó a los periodistas que el cáncer de cérvix es el segundo más frecuente en las mujeres a nivel mundial y destacó que la edad media de estas pacientes en el momento de la muerte es de 53 años.

Afirmó que su comercialización en España es "inminente", una vez que su administración ha sido aprobada por la Federación Americana de Drogas y también, el pasado mes de septiembre, por la Agencia Europea del Medicamento. El doctor Falcón abogó porque la administración de esta vacuna, "que ha demostrado una eficacia casi del cien por cien", sea universal en España porque "cubre los virus que con más frecuencia producen el cáncer y los resultados de los ensayos clínicos que se han hecho son espectaculares".

Sin embargo, admitió que "el impacto de la vacuna no lo vamos a ver hasta que pasen diez o doce años" desde que se administre a las niñas antes de que tengan su primera relación sexual, lo que se podría hacer, dijo, "entre los 9 y los 13 años". A su juicio, otra de las cuestiones por las que se debería implantar esta vacuna es su rentabilidad a largo plazo.

"Hay otra rentabilidad económica y es que la vacuna elimina la gran parte de las citologías anormales que tanto preocupan, y eso significa un ahorro para los servicios públicos, ya que si no tenemos que ver más a esa señora, ese dinero podría invertirse en la implementación universal de la vacuna a todas las niñas antes de que tengan su primera relación sexual", dijo.

Orlando Falcón explicó que el virus del papiloma humano "se transmite muy fácilmente". "Probablemente, desde la primera relación sexual ya hay una posibilidad segura de contraerlo, de tal manera que, a los 16 meses de haber iniciado las relaciones sexuales, el 40 por ciento de las mujeres ya están infectadas por el virus".

En este sentido, destacó que ésta "es la infección de transmisión sexual más prevalente en el mundo" como demuestra que "una mujer tiene una posibilidad del 80 por ciento de adquirir una infección a lo largo de su vida". Lo que ocurre, prosiguió, es que esa infección "se resuelve sola en la mayoría de los casos, por lo que tener una infección por el virus del papiloma humano no significa que uno vaya a tener un cáncer, ni muchísimo menos".

Sólo en "otros casos desgraciados se mantiene la infección del virus, que es el que va a desarrollar en último término el cáncer de cérvix". La infección del virus del papiloma humano "no tiene ningún síntoma en sus estadios iniciales", aunque cuando está muy avanzado suele producir sangrados anormales y después de las relaciones sexuales.

Falcón destacó que con una citología se detecta "no solamente el cáncer sino, lo que es más importante, las lesiones que aparecen antes" de él, de ahí que "con una citología normal, una paciente nunca llegará a tener un cáncer".

En cualquier caso, el doctor del Materno Infantil de Gran Canaria recordó que "la citología no evita la infección", cosa que sí hace la vacuna, cuya administración en chicos abogó por estudiar, ya que en ellos el virus del papiloma humano produce cáncer de pene y también de ano, sobretodo en homosexuales.