La tasa sobre el crudo dará 300 millones a Canarias

04/11/2014

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha dado el visto bueno a la propuesta del Ministerio de Industria de gravar la extracción de hidrocarburos. Este impuesto del 8%, en caso de que se cumplieran los cálculos de Repsol sobre la posibilidad de hallar hidrocarburos, supondría para Canarias hasta 300 millones al año.
El subsecretario de Estado del Ministerio de Industria, Energía y Turismo confirma que antes de que termine el año comenzará la tramitación en el Congreso de la creación de un impuesto que gravará la extracción de hidrocarburos en España. Según explica Enrique Hernández Bento, el tributo es similar al que se aplica en Italia, del 8% y se compartirá con las corporaciones locales, insulares y autonómicas.
En concreto, el 60% de esos ingresos irán a parar a las arcas del Gobierno de Canarias, cabildos y ayuntamientos, y el 40% restante al Gobierno central. El impuesto afectará a todo tipo de extracción, tanto en tierra como en mar, y sobre cualquier tipo de material, petróleo o gas.
Según las previsiones de la compañía Repsol, que es quien cuenta con los permisos para realizar prospecciones petrolíferas en las aguas cercanas a Canarias, si hubiera hidrocarburos de calidad estos supondrían unos 3.500 millones de euros al año en ingresos. Así, explica Enrique Hernández Bento, «Canarias podría ingresar entre 200 y 300 millones de euros al año, lo que es una cantidad muy importante, casi el 5% del presupuesto de la Comunidad Autónoma para 2015».
El subsecretario de Estado asevera que «las regiones que soportan los riesgos, aunque estos sean mínimos, también tienen que disfrutar de los beneficios». Por ello, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha hecho suya «la solución italiana» con la creación de este gravamen sobre la extracción.
Hernández Bento subraya que este impuesto sí afectaría a los ingresos que Repsol pudiera obtener en Canarias si encontrara hidrocarburos cerca de sus costas. Sostiene que, si las prospecciones dan fruto y finalmente hay hidrocarburos de calidad, la compañía tiene que iniciar un nuevo trámite para conseguir la autorización para su extracción.
«Esto supone años de trámites con informes de impacto y permisos de todo tipo», especifica Hernández Bento, «para entonces ya estará aprobado este impuesto puesto que el Gobierno quiere que salga adelante antes de que termine la legislatura», puntualiza. El subsecretario asevera que todos estos trámites se finalizarán en un plazo de entre seis y siete años.
El subsecretario de Estado de Industria rechaza las críticas del presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, a la posibilidad de que Canarias ingresara por un impuesto a la extracción de hidrocarburos. Cuando se anunció su creación, el presidente del Gobierno de Canarias sentenció que «Canarias no se vende por un plato de lentejas».
De cualquier forma, Hernández Bento llama a la mesura porque «aún no se sabe si hay o no petróleo o gas en la zona donde Repsol va a buscar», destaca. «Queda poco para saberlo puesto que a finales de noviembre comenzarán las investigaciones», recuerda Hernández Bento.