CANARIAS7 Saludable

La tasa de obesidad es menor entre los niños que comen pan

31/10/2011

Los doctores Lluís Serra e Inmaculada Batista  sostienen que no hay  fundamento para excluir el pan de la dieta habitual. Canarias participa en una campaña nacional.

 Un estudio elaborado en el 2011 por la Unidad de Nutrición Clínica del Hospital Universitario de la Paz no observó diferencias en la evolución del peso corporal entre las mujeres que hicieron una dieta con pan y las que la hicieron sin pan.

De hecho, el consumo de pan facilitaba la adherencia al tratamiento por lo que no se justifica su exclusión en dietas hipocalóricas, según opinan  los doctores  Lluís Serra Majem e Inmaculada Bautista Castaño, del Grupo de Investigación en Nutrición de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, tras una revisión bibliográfica de los estudios científicos publicados en los últimos 30 años.

Según sus conclusiones, no existe ningún fundamento científico para excluir o reducir el pan de la alimentación habitual, ni en personas delgadas ni en aquellas que sufren sobrepeso u obesidad. Un último estudio dirigido por la doctora. Rosa M. Ortega, catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, puso de manifiesto que el consumo de pan en niños tiene efectos mucho más positivos de lo que generalmente se piensa.

Escolares.

Tras analizar a 500 escolares españoles se demostró que los niños que consumen más pan presentan un menor porcentaje de sobrepeso y obesidad, una ingesta más adecuada de nutrientes y tienen dietas más equilibradas y registran mejores indicadores de riesgo cardiovascular que los que comen menos pan.

Estos son algunos de los argumentos que esgrime la Fundación Dieta Mediterránea para fundamentar su campaña  Pan cada día, en la que participan 50 panaderías de las Islas con la exhibición en sus establecimientos de unos carteles donde se informa de las propiedades del pan.

Lluís Serra, Presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, destaca que «la variedad de nutrientes en forma de hidratos de carbono, proteínas, ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales, hacen del pan un alimento que debe formar parte de toda alimentación saludable».

Los expertos recomiendan un consumo diario de entre 220 y 250 gramos de pan repartidos en las diferentes comidas para una dieta sana y equilibrada.

Con el objetivo de concienciar a los ciudadanos, la Fundación Dieta Mediterránea explica las razones principales por las que recuperar su consumo en un poster.