La renovación y creación de hoteles crea 1.900 empleos en Tenerife hasta 2018

09/12/2016

La remodelación de 44 hoteles y complejos de apartamentos, y la construcción de otros ocho hoteles de nueva planta en Tenerife entre 2015 y 2018 crearán un total de 1.900 empleos directos en la isla, tras una inversión aproximada de 420 millones.

Así lo han explicado este viernes en rueda de prensa el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, el consejero insular de Turismo, Alberto Bernabé, y el presidente de Ashotel, Jorge Marichal, quienes han destacado la colaboración público-privada para recualificar a la isla como destino turístico, y el impulso que se alcanza en el Puerto de la Cruz.

De la inversión prevista, 282 millones de euros corresponden a proyectos de renovación (el 67% del total), mientras que 138 millones pertenecen a los hoteles nuevos (33%), lo que implicará un crecimiento total de las camas turísticas en la isla del 3%, vinculadas a los ocho nuevos establecimientos hoteleros de cinco estrellas y gran lujo, que en conjunto suman 3.121 plazas.

Así, Tenerife contará, por tanto, con 24.230 plazas renovadas y nuevas, un volumen que representa el 18% de la oferta alojativa disponible en el futuro y el 29% de las camas hoteleras que tendrá la isla.

Las reformas se producen en todas las zonas de la isla, tanto en el sur como en el norte. Así, la zona sur concentra 26 establecimientos que se remodelan (o lo han hecho recientemente), con un total de 15.666 plazas.  

Esta parte de Tenerife verá la construcción de seis establecimientos que aportarán 2.765 nuevas plazas, y la inversión en los dos conceptos asciende a 314 millones de euros. LA APUESTA DEL PUERTO DE LA CRUZ

Por su parte, en el norte de la isla, y concentrados en Puerto de la Cruz, son 18 los establecimientos que realizan obras, con un total de 5.440 plazas renovadas.  

Se suman a la oferta dos nuevos hoteles de cinco estrellas que añadirán 356 plazas más a la actual oferta de cinco estrellas.  

Gran parte de las renovaciones en esta ciudad turística han sido impulsadas por el Plan de Mejora y Modernización de Puerto de la Cruz, que entró en vigor en junio de 2015.

En este plan se encuadra la renovación de 16 establecimientos y la construcción de los dos nuevos hoteles, con una inversión a través de este instrumento de 100 millones de euros, cantidad a la que hay que añadir otros seis millones de euros para los dos establecimientos que se renuevan fuera del plan mencionado, y que elevaría la cifra total a 106 millones de euros.  

La inmensa mayoría de las renovaciones, el 67%, se producen en establecimientos de cuatro estrellas. Cuatro de ellos son hoteles de categoría inferior que pasan a integrarse en esta categoría, y el 6% son establecimientos de tres estrellas que se han recualificado desde categorías inferiores.

Por su parte, el segmento hotelero superior de cinco estrellas y cinco estrellas gran lujo supone el 21% de las renovaciones.  

Así, destacan las realizadas en establecimientos como el Hotel Jardines de Nivaria o el Iberostar Grand Anthelia, que ya se encontraban en esa categoría.

A ellos se añaden hoteles recualificados desde categorías inferiores como el Torviscas Playa, el Riu Palace Tenerife, el Hard Rock Café de Playa Paraíso y el antiguo hotel Chiripa de Puerto de la Cruz, que se reconvierte en el 7Pines.

Los ocho nuevos hoteles que se abren en la isla, todos en la categoría de cinco estrellas, son: Victoria Suite Hotel, Coral Suites Resort, y un nuevo complejo de apartamentos en la avenida Las Galas, todos ellos en Adeje, y el Tenerife Blue Village en Arona.  

También se incorporan el Hotel La Tejita en Granadilla de Abona y el Hotel Clansany en San Miguel de Abona, además del Complejo Turístico Risco de Oro y el Hotel Emblemático Casona El Robado en Puerto de la Cruz.

Así, Tenerife dispondrá en unos años de una oferta del segmento superior de cinco estrellas y cinco estrellas gran lujo que pasará de las 12.640 plazas actuales a 18.751, lo que representará el 21% de la oferta hotelera total, esto es, que una de cada cinco plazas serán de la categoría superior.

Junto al trabajo del sector, desde las administraciones públicas, el esfuerzo por la mejora es una de las principales líneas de trabajo de los últimos años, detalló Bernabé.  

En ese ámbito, sobresale el Convenio de Regeneración del Espacio Turístico.  

Bajo ese instrumento, desde el Área de Turismo del Cabildo, en convenios de colaboración con los municipios turísticos y el Gobierno de Canarias, se han destinado a este fin cerca de 14 millones de euros en los últimos años (73 millones si se tienen en cuenta las partidas empleadas desde 2007, año de creación del convenio).

Entre las obras más significativas se encuentran la mejora y acondicionamiento del Paseo San Telmo (Puerto de la Cruz), la Avenida de Las Américas (Arona), la de la calle Londres (Costa Adeje) o el núcleo de Varadero (Guía de Isora).

Asimismo, ha avanzado que el Marco Estratégico de Desarrollo Insular (MEDI) contempla una inversión de 11,8 millones de euros para desarrollar el programa de estrategia y regeneración del espacio turístico, con el que se pretende la mejora y renovación de los núcleos turísticos consolidados para conseguir así el aumento de la calidad, la competitividad y la sostenibilidad del destino.

También se reservan otros 72,3 millones de euros para impulsar el programa 'Tenerife y el Mar', que incluye 140 actuaciones para potenciar el valor de la costa tinerfeña; otros 1,3 millones de euros para la mejora del producto turístico y 2,7 millones para el programa de mejora de recorridos ciclistas, que incluye la creación de varias rutas cicloturistas.

Aprovechando estas cifras, Carlos Alonso ha reclamado a la Comunidad Autónoma y al Estado que "apuesten" por la renovación de los espacios públicos turísticos e inviertan en la costa, ya que las playas de la isla son un gran atractivo para el sector.

Por su parte, Marichal ha incidido en que Tenerife debe "crecer hacia dentro" para mejorar la calidad del destino y ha descartado que en los próximos años, la isla pueda verse afectada por un exceso de camas si pasa la crisis turística en el norte de África.

En su opinión, la generación de nuevas plazas turísticas está asociada a nuevos productos que harán que determinados turistas vengan a la isla, poniendo como ejemplo el impacto que tiene en Ibiza el modelo de hotel de lujo vinculado a la música electrónica y la restauración de alto nivel.  

"Debemos dejar de ser el pan y la mantequilla", ha comentado en referencia a un modelo de turismo que "se vende solo" por los turoperadores, por lo que ha valorado que el sector turístico en la isla se abra a nuevos productos.

Además, ha valorado que la renovación hotelera genera un "efecto contagio" y obliga a los demás empresarios a "ponerse las pilas" para no quedarse atrás, al tiempo que Alonso ha descartado que el sector se enfríe en los próximos años debido a que los grandes operadores turísticos españoles han impulsado proyectos turísticos a medio y largo plazo.