La reforma local dejaría sin ayuntamientos a El Hierro y La Gomera

27/02/2013

 El consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno canario, Francisco Hernández Spínola, dijo  este martes en el pleno del Parlamento regional que si se aprueba en anteproyecto de ley de reforma local las islas de El Hierro y La Gomera se quedarán sin ayuntamientos, mientras que en La Palma sólo habría uno, Los Llanos de Aridane.

Explicó en comparecencia solicitada por el grupo Nacionalista para hablar del citado anteproyecto de ley, que, de los 88 ayuntamientos que hay en Canarias se pasaría a 60, de forma que, además de lo anterior, en Tenerife se pasaría de 31 a 12, mientras que la reducción en Gran Canaria sería de 21 a 9, en Lanzarote, de 7 a 3 y en Fuerteventura de 6 a 2.

Hernández Spínola reconoció la necesidad de reformar la administración pero pidió que se respeten las singularidades del archipiélago canario, y recordó que con el anteproyecto de ley los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes (21 de los 88), serían intervenidos por los cabildos si incumplen el principio de estabilidad presupuestaria.

Para los que tiene población de más de 5.000 habientes y menos de 20.000 (28 en Canarias), el texto prevé que se le puedan retirar las competencias en los servicios que no cumplan una serie de estándares.

El consejero explicó que desaparecerían ayuntamientos como los de Güímar, El Rosario, Santiago del Teide y Santa Úrsula en Tenerife; Santa Brígida, Guía y La Aldea en Gran Canaria; San Bartolomé y Yaiza en Lanzarote; Antigua y Tuineje en Fuerteventura y Santa Cruz de La Palma, además de los de El Hierro y La Gomera.

El consejero abogó por la defensa del estado de bienestar y la garantía de servicio público, así como por el respeto a la autonomía local, y a que en la reforma sea incluida la singularidad canaria.

El texto preocupa porque nace sin consenso y eso es un "error monumental", aseveró Francisco Hernández Spínola, quien señaló que el Gobierno canario presentará un texto de reforma de la ley de la administraciones públicas y apostó por los ayuntamientos para prestar los servicios básicos a los ciudadanos.

El presidente del grupo Nacionalista, José Miguel Ruano, destacó que es un anteproyecto cuyo objetivo no es el control del déficit sino aprovechar la necesidad de cumplirlo para ejercer un proceso de "recentralización".

José Miguel Ruano indicó que con el anteproyecto no habrá ahorro, y opinó que en el PP se están imponiendo quienes menos creen en el desarrollo territorial, para agregar que Alemania es un país en el que hay más administraciones que en España.

"Es muy grave" lo que se quiere hacer con los servicios sociales porque el ayuntamiento es el que conoce las necesidades de los vecinos, dijo José Miguel Ruano, quien añadió que si se aprueba el actual texto deberá recurrirse ante los tribunales.

El diputado del grupo Mixto Román Rodríguez, de Nueva Canarias, expresó su oposición a la propuesta de reforma porque, aseguró, se trata de un intento de centralizar el Estado para ahorrar 7.500 millones de euros.

Manuel Fajardo, portavoz del grupo Socialista, mostró su acuerdo con lo expresado por Román Rodríguez, y afirmó que no se ahorrará dinero con la reforma propuesta, además de que servirá para recortar prestaciones sociales.

Águeda Montelongo, del grupo Popular, dijo que la reforma es una necesidad con la máxima de que por cada competencia una administración, a la vez que aseguró que no servirá para eliminar ayuntamientos.

La diputada del grupo Popular señaló que lo importante es que los ciudadanos no se quedarán sin servicios, y se mostró de acuerdo en reforzar la función de los cabildos.

Durante su comparecencia el consejero destacó que los cabildos son únicos en el Estado y diferentes de las diputaciones, tanto por su ámbito de actuación como por la forma de elección de sus integrantes.

Francisco Hernández Spínola reiteró que el Gobierno de Canarias ha repetido en numerosas ocasiones que la reorganización de la Administración Pública en Canarias es una tarea muy compleja, que requiere mucho diálogo y que necesita meditación y trabajo antes de avanzar una propuesta.