La red del "jet" de la cocaína no tiene vínculos en la isla

Las investigaciones que está desarrollando el Cuerpo Nacional de Policía tras la llegada del jet privado con 1.558 kilos de cocaína de gran pureza descartan que la red cuente con contactos y entramado en Gran Canaria. Fuentes de la investigación apuntan a que el avión aterrizó en la Isla sin tenerlo previsto.

Carlos Santana Beltrán
CARLOS SANTANA BELTRÁN

Los tres tripulantes del jet privado de alta gama retenido el pasado domingo en el aeropuerto de Gran Canaria, con 1.558 kilos de cocaína de gran pureza, llegados desde Venezuela, ya duermen en prisión. Mientras tanto, el Cuerpo Nacional de Policía continúa con las pesquisas que empiezan a arrojar algo de luz en todo el entramado.

Fuentes cercanas a la investigación apuntaron ayer que se descarta que los propietarios de la cocaína, al parecer el Cártel del Sol, tengan contactos en Gran Canaria, entre otras cuestiones porque la droga no venía a la Isla y porque la tripulación del Bombardier 7000 tampoco tenía previsto aterrizar en la isla, cosa que hicieron para repostar y continuar hacia Benín.

Las mismas fuentes apuntan que el relato dado en sede judicial por los tres detenidos, dos varones y una mujer, no tiene consistencia. De hecho, desde el Gobierno de la República de Venezuela, insistieron ayer que fueron las autoridades de ese país las que dieron la alarma a Interpol al detectar el despegue de la aeronave, desde Carabobo, en horas de la madrugada, sin luces y tras llegar del Caribe.

Temas

Droga