La Policía Nacional registra la Mutua de Canarias de Santa Cruz de Tenerife

15/09/2009

Agentes de la Policía Nacional han registrado hoy una de las oficinas de la Mutua de Canarias (MAC), informaron fuentes de la entidad.

Sobre las 10.00 horas dos coches policiales en los que viajaban varios agentes llegaban a la calle Robayna, en el centro de Santa Cruz de Tenerife e irrumpieron en la sede de la entidad, obligando a los trabajadores a desalojar el edificio.

"Nos entregaron una orden judicial y ordenaron el desalojo sin dejarnos coger nada", comentó Víctor Álamo, responsable de prensa de la Mutua.

En respuesta a una información publicada hoy por un medio de comunicación nacional que afirmaba que el Ministerio de Trabajo preparaba la intervención de la entidad por presunto fraude, Álamo confirmó que dicho organismo había detectado presuntas irregularidades en una auditoría de 2007.

"Hemos contestado y alegado jurídicamente y estamos en ese periodo de espera" señaló Álamo, quien transmitió "la sorpresa de los trabajadores" por el registro policial.

A lo largo de la mañana agentes de la policía han portado varias cajas de cartón vacías al interior del inmueble y han requerido la presencia en la oficina de diversos trabajadores que esperaban en una de las puertas de entrada a la sede de la entidad, en la trabajan sesenta empleados.

Víctor Álamo indicó que no se les ha comunicado si los empleados podrán incorporarse mañana a sus puestos de trabajo.

La Policía Nacional ha declarado a Efe que no puede aportar ningún dato debido a que el caso se encuentra bajo secreto judicial.

Por su parte, la delegación del gobierno ha informado de que el secretario de Estado de la Seguridad, Octavio Granado, celebrará una rueda de prensa para explicar las medidas cautelares adoptadas por la Secretaría de Estado de la Seguridad Social en relación a la situación de la Mutua de Accidentes de Canarias.

Fraude

El diario 'El Mundo', en su edición de hoy, baraja como posible causa del registro "una singular relación entre MAC y algunas de sus empresas proveedoras. Además de detectar", un informe de la Intervención General de la Seguridad Social, "una gran presencia de miembros de la familia Cejas -hijo, sobrinos, nueras-. El informe "confirmaba que la Mutua tenía alquilados locales de la familia y pagaba por ellos precios superiores a los de mercado. Además el informe denuncia la falta de transparencia y sugería la destitución de sus dos principales gestores". Según 'El Mundo', "Trabajo también prepara la destitución del gerente de la entidad, Norberto Cejas, y su esposa, Concepción Hernández Hernández, subdirectora general.

La Mutua de Accidentes de Canarias generó en 2008 unos ingresos superiores a los 74 millones de euros gracias a los 150.000 trabajadores a los que presta sus servicios y a las 19.000 empresas asociadas.