La Policía "ficha" a 360 jóvenes para que muestren a niños los riesgos de la red

04/05/2016

 Desde este miércoles, más de 360 adolescentes de 14 años tienen una misión especial encomendada por la Policía y Google: ser embajadores de internet para enseñar a los más pequeños que el mundo virtual ofrece enormes posibilidades pero también da cabida a innumerables riesgos y delitos que pueden evitar.

Sobre ellos les han hablado expertos en internet y agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía, en una jornada en la que los chavales han dejado por unas horas las aulas de sus trece centros escolares de la Comunidad de Madrid para adentrarse en el complejo policial más grande de España, el centro de Canillas donde trabajan 4.000 efectivos.

El objetivo de esta iniciativa pionera es que los adolescentes conozcan de primera mano las oportunidades y herramientas que ofrece internet y que ha supuesto, en palabras del director de Políticas y Asuntos Públicos para Google, Francisco Ruiz Antón, una auténtica "revolución que ha cambiado la forma de relacionarnos".

Pero también ha sido el día de conocer al detalle los peligros y delitos que alberga internet para que, una vez convertidos en embajadores, se los expliquen a sus padres, sus hermanos o sus amigos y, sobre todo, a los más pequeños, los más vulnerables a los riesgos relacionados con internet cada vez más comunes.

Así, le han advertido del "sexting" -chantaje entre ex parejas adolescentes con el envío de imágenes íntimas- o el "grooming", el ciberacoso de un adulto para obtener imágenes sexuales.

"No mandéis imágenes a un noviete. No lo hagáis que luego si os enfadáis con esa persona, no sabéis dónde pueden acabar esas imágenes", les ha aconsejado uno de los investigadores de delitos informáticos de la Policía ante un auditorio que ha reconocido, en su mayoría, tener todo tipo de perfiles en redes sociales.

Por eso, también les han enseñado a protegerse, a emplear herramientas de seguridad y privacidad en la red, a bloquear a quien no quieran en sus cuentas, sin olvidar la necesidad de respetar la ley de propiedad intelectual y evitar la piratería.

"Queremos vuestra ayuda, que nos echéis una mano", ha bromeado el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, con los alumnos a los que les ha dicho que, sin ánimo de asustarles y meterles miedo, en internet también navegan "los malos".

Como muestra, los más de 500 detenidos en el último año por delitos relacionados con la explotación de menores en internet o las más de 25.000 denuncias por ciberdelitos, la mayoría estafas y fraudes, aunque los más graves tienen que ver con la pornografía infantil.

El máximo responsable de la Policía también ha incidido en otros delitos que les preocupan como el ciberacoso y ha pedido a estos jóvenes que sean "muy cuidadosos" con lo que suben a la red porque todo permanece.

Un último consejo, les ha dicho, "no os colguéis del móvil ni veáis el mundo a través solo de una pantalla. Hay vida más allá de internet. El contacto con las personas es insustituible".