La Policía confirma la venta de alcohol a menores en Paladium

La Policía Local de Arucas estima que en la fiesta de la noche de Halloween celebrada la víspera de Todos los Santos en la discoteca Paladium había casi 2.000 jóvenes cuando procedió al cierre de las instalaciones. Y confirma, con declaraciones de varios testigos, que se vendió alcohol a menores.

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA

El informe oficial del jefe de la Policía Local de Arucas que ordenó el cierre de la discoteca Paladium durante la madrugada de la noche de Halloween, cuando en su interior celebraban una fiesta jóvenes mayores y menores de edad de institutos de varios municipios, estima que había «casi 2.000» y no los 1.300 que contaba el propietario del local de ocio por las entradas vendidas ni los 1.263 que llevó hasta allí la empresa de transportes Guaguas Melenara. La cifra de 2.000 personas supera el aforo máximo de varias salas de la discoteca, pero no la capacidad que suma el establecimiento contando todas sus instalaciones, por lo que el Ayuntamiento de Arucas deberá determinar ahora si en la fiesta de Halloween se sobrepasó o no el aforo establecido.

Asimismo, el informe de la Policía Local, entregado ayer al alcalde de Arucas, Juan Francisco Padrón, y al departamento de actividades clasificadas para que instruya el correspondiente expediente, considera probado que en el interior de la discoteca se vendió alcohol a menores a edad durante la fiesta, para lo que incluye el testimonio de varios testigos, aunque también que algunos mostraban síntomas de embriaguez antes de subir a la guagua para el viaje de ida y que otros estuvieron bebiendo en el exterior de la discoteca y no dentro.

Texto íntegro en la edición impresa.

Temas

Arucas