Las Palmas de Gran Canaria

La Plataforma de San Lorenzo reclama de nuevo abrir la fosa de los fusilados

28/08/2013

 La Plataforma de Familiares de los Fusilados de San Lorenzo ha solicitado este miércoles de nuevo al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que permita la exhumación de la fosa común donde yacen los restos de 60 republicanos que fueron ejecutados durante la Guerra Civil.

El portavoz de la plataforma, el historiador Sergio Millares, ha señalado que el alcalde, Juan José Cardona, había rechazado previamente su petición a través de una resolución firmada por la Concejalía de Salud Pública, que se apoyaba en un informe elaborado por Canaricem, la empresa concesionaria de cementerios en Canarias.

Dicho informe concluía que es imposible determinar con exactitud a quién pertenecen los restos que están enterrados en la fosa, según ha explicado Millares, quien opina que esta explicación es "falsa" porque existe documentación que permitiría identificar los huesos.

"Hay cerca de 30 fosas divididas en siete cuadrículas, y cada una alberga entre 15 y 55 cadáveres, todos bien colocados y puestos en orden, por lo que yo creo que se puede saber perfectamente donde están", ha manifestado el también historiador.

Es por ello que la plataforma ha solicitado al Ayuntamiento que forme una comisión con técnicos municipales y un equipo de arqueólogos para hacer una cata, "como la que el Cabildo va a hacer en el pozo de Tenoya o la que hizo en el Llano de Las Brujas", según Millares.

El historiador ha añadido que, en el caso de que la cata fuera negativa y no se obtuvieran resultados, el alcalde "debería mandar a poner una placa" en recuerdo a los 60 fusilados, "especialmente en honor al último alcalde constitucional del Ayuntamiento de San Lorenzo, Juan Santana Vega", cuyos restos también yacen en la fosa.

Por su parte, otra de las portavoces de la plataforma, Pino González, ha recalcado que deben mantenerse "firmes y positivos" en su lucha para poder hacer "algo tan legítimo como es dar un enterramiento digno" a los huesos de sus familiares.

Después de más de 70 años de incertidumbre y gracias a una serie de investigaciones, la portavoz logró descubrir que los restos de su abuelo fueron enterrados en el cementerio de Las Palmas el 29 marzo de 1937 con el antiguo alcalde de San Lorenzo, Juan Santana Vega.

La portavoz ha sentenciado que aquellos "fueron hombres que lucharon por la democracia y la libertad que actualmente estamos disfrutando, por lo que no se merecen estar allí tirados como perros".