La Philadelphia Orchestra inicia su gira europea en el Festival de Música de Canarias

28/01/2009

Una de las orquestas más esperadas de esta edición del Festival de Música de Canarias inicia el jueves 29 de enero en Santa Cruz de Tenerife su andadura por las Islas. Se trata de la prestigiosa Philhadelphia Orchestra, al frente de la cual estará el reputado director de orquesta Christoph Eschenbach para ofrecer un concierto integrado por obras de Beethoven, Schubert y Pintscher. El mismo concierto se repite este sábado, 31 de enero, en Las Palmas de Gran Canaria.

El conjunto norteamericano inicia en el Festival de Música su gira europea, que después de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria, le llevará a Barcelona, Lisboa, Madrid, Luxemburgo, Budapest y finalmente, Viena.

Christoph Eschenbach, también director de la Orchestre de Paris, acaba de concluir su período como titular de la Philadelphia Orchestra, pese a lo cual mantiene una excelente relación con el conjunto y de hecho ha sido el elegido para conducir a los norteamericanos por Europa.

Matthias Pintscher, que precisamente este 29 de enero cumplirá 38 años, está considerado uno de los compositores alemanes de mayor prestigio. En su presentación en el Festival nos trae una obra compuesta en el año 2007 y que supondrá su estreno en España: 'Osiris' en la que, como nos recuerda José Manuel González en las notas al programa de este concierto, el joven compositor trata de combinar pintura, literatura y música en el fenómeno sonoro. La pieza fue encargada para la Chicago Symphony Orchestra, que la estrenó en el Orchestra Hall de Chicago el 21 de febrero de 2008. El dedicatario de la partitura es el compositor francés Pierre Boulez. González nos da algunas de las claves con las que debemos entender esta obra, cuando indica que "en la mitología egipcia Osiris es el dios de los muertos y él mismo fue asesinado y descuartizado por su hermano Set. Su esposa y hermana, Isis, recogería todos sus fragmentos y, reuniéndolos, les insuflaría nueva vida".

El programa también incluye la obertura 'Egmont', una reflexión de Ludwig van Beethoven basado en el original de Goethe respecto a los ideales de nobleza y libertad de conciencia frente a la intolerancia. Las notas al programa nos recuerdan que fue el propio Goethe el que en 1810, encargó a Beethoven la música incidental para la representación teatral.

La noche musical concluye con la 'Novena Sinfonía' D 944 de Franz Schubert, conocida como 'La Grande'. Data de 1826, pero fue revisada dos años después y olvidada, hasta que en 1839 Robert Schumann la encontró entre los documentos de un hermano de Schubert. La obra se preparó en un tiempo récord y fue estrenada, bajo la dirección de Félix Mendelssohn el 21 de marzo de ese mismo año.

El programa completo del Festival se puede descargar de la web www.festivaldecanarias.com. Las entradas se pueden adquirir para Santa Cruz de Tenerife en venta telefónica (902 317 327 de lunes a viernes de 10.00 a 19.00 horas), en la red de terminales multiservicios de Caja Canarias o en las taquillas del Auditorio de Tenerife. Para Las Palmas de Gran Canaria en venta telefónica (902 405 504) en cajatickets y la red de cajeros expendedores de La Caja de Canarias o en las taquillas del Auditorio Alfredo Kraus.

Christoph Eschenbach

Reconocido como uno de los más destacados directores de nuestros días, desempeña por quinto año consecutivo su puesto de Director Titular de la Philadelphia Orchestra. Elogiado por las principales orquestas y compañías de ópera del mundo, por su poderosa presencia, versatilidad y energía creativa, es también muy solicitado como director invitado. Su creatividad y dinamismo como director, colaborador y apoyo de jóvenes artistas, le han llevado a ser considerado uno de los mejores músicos de la actualidad.

La temporada 2007/2008 de la Philadelphia Orchestra ha ofrecido obras monumentales como la Sinfonía Núm. 8 (“Sinfonía de los Mil”) de Mahler – parte del primer ciclo Mahler de la Orquesta – y La consagración de la primavera de Stravinski. Eschenbach dirigió la gala de inauguración, con Anne-Sophie Mutter en el Concierto para violín de Brahms y, a continuación, siete representaciones de La consagración de la primavera, compartiendo programa con obras de Chaikovski, Wolfgang Rihm (estreno en Estados Unidos), y Carl Reinecke. En el Festival Leonard Bernstein, celebrando el 90 aniversario de su nacimiento, Eschenbach dirigió las Danzas Sinfónicas de West Side Store y Jeremiah (Sinfonía Núm. 1), así como dos estrenos mundiales de la compositora de Philadelphia, Jennifer Higdon, que continúa el legado de Bernstein. Otras obras recientemente dirigidas por Eschenbach incluyen un concierto para órgano escrito e interpretado por el organista y compositor francés Thierry Escaich y el estreno en Estados Unidos de una obra de Marc-André Dalbavie, co-engargo de la Philadelphia Orchestra, la Royal Concertgebouw Orchestra y la Bamberg Symphony; Variaciones sobre un tema de Haydn de Brahms, Sinfonía Núm. 2 de Schumann; Sinfonía Núm. 6 de Bruckner y Sinfonía Núm. 5 de Prokofiev. Cierra la temporada con la Sinfonía en Si menor (“Inacabada”) y la Sinfonía en Si Mayor (“La Grande”) de Schubert, en Philadelphia; y una gira por Asia celebrando el 35 aniversario de la primera visita de la Orquesta a China.

Dirigió la Orquesta en dos conciertos en el Carnegie Hall: Jeremiah de Bernstein y la Sinfonía Núm. 1 (Sueños de invierno) de Chaikovski. En enero de 2008 ofrece un concierto de música de cámara, como pianista, con miembros de la Orquesta, y dirige el concierto de celebración del 151 Aniversario de la Academia de Música.

Además de su labor con la Philadelphia Orchestra, Christoph Eschenbach ocupa el puesto de Director Titular de la Orchestre de Paris, desde septiembre de 2000; este conjunto celebró su 40 aniversario durante la temporada 2007/2008, destacando dos conciertos de inauguración con el pianista Lang Lang, una gira por Asia, un concierto especial de aniversario, interpretaciones de la Sinfonía Núm.8 (“Sinfonía de los Mil”) de Mahler, y un programa con música del compositor finlandés Kaija Saariaho, con la soprano Karita Mattila. Como director invitado, colaboró con la London Philharmonic, Los Angeles Philharmonic, NDR Symphonieorchester Hamburg y Curtis Symphony en la pasada temporada. Recientemente dirigió la Chicago Symphony, Schleswig-Holstein Festival Orchestra, Bamberg Symphony y Attersee Institute Orchestra, entre otras.

Prolífico en el terreno discográfico, ha realizado múltiples grabaciones como director y pianista, para los sellos Ariola, BMG, CBS/Sony, Claves, Decca, DGG, EMI, Koch International Classics, Ondine, Pickwick International, RCA Red Seal, Telarc, Teldec y Virgin Classics. Sus grabaciones incluyen obras de Bach, Brahms, Berlioz, Chaikovski, Grieg, Mahler, Mendelssohn, Messiaen, Saint Säens, Schumann y Strauss, entre otras. Muy dedicado a la música contemporánea, ha grabado también obras de Berg, Webern, Schönberg, Schnittke, Lourie, Picker, Rouse, Glass, Adams y Pintscher. En mayo de 2005, Eschenbach y la Philadelphia Orchestra comenzaron una colaboración de tres años con Ondine Records. Grabados en directo de conciertos, el primer disco de este contrato contiene obras de Bartók, Martinu, and Klein; el segundo, la Sinfonía Núm. 4 de Chaikovski; el tercero, la Sinfonía núm. 6 de Mahler; el cuarto, obras para órgano de Saint-Saëns, Poulenc, y Barber); y el quinto, la Sinfonía núm. 4 de Chaikovski.

Varios de estos CDs han recibido elogios de la crítica, así como premios internacionales.

También ha grabado con la Orchestre de Paris (Ondine y Deutsche Gramophon), London Symphony (Sony/BMG), Wiener Philharmoniker (Decca), NDR Symphonieorchester Hamburg (BMG/Sony & Warner), y Houston Symphony (Koch).

Antes de dedicarse a la dirección orquestal, Christoph Eschenbach gozaba ya de una distinguida reputación como pianista. Comenzó a ganar premios en los principales concursos internacionales a la edad de once años. En 1965, se le reconocía ya como el más destacado pianista surgido en Alemania después de la guerra. Debutó como solista en Estados Unidos en 1969, con Szell y la Cleveland Orchestra. Como testimonio de su maestría, fue elegido por Philips como uno de los cien pianistas presentados en la serie Grandes pianistas del siglo XX.

Aprendió el arte de la dirección de George Szell, entre otros, del que fue su protegido y con quien colaboró más de tres años. Herbert von Karajan fue, asimismo, su mentor durante casi 25 años, dejando una reconocida influencia en su desarrollo como director.Tras su debut como director en Hamburgo, en 1972, dirigió por primera vez en Estados Unidos en 1975, al frente de la San Francisco Symphony, a la que volvió a dirigir en 1978 en una producción de La traviata de Verdi, marcando así su debut como director de ópera en ese país. En 1981, fue nombrado Director Invitado Principal de la Tonhalle Orchestra de Zurich, pasando a ser su Director Titular de 1982 a 1986. Dirigió por primera vez la Houston Symphony en 1983 y, después de repetidas actuaciones como invitado, fue su Director Titular de 1988 a 1999. También ha ocupado los puestos de Director Titular de la NDR Symphonieorchester Hamburg, de 1998 a 2004; Director Musical del Festival de Schleswig Holstein, de 1999 a 2002; y del Festival de Lavinia, sede de verano de la Chicago Symphony, de 1994 a 2003.

Entre sus numerosos galardones, cabe mencionar el título de Commander of the Order of Arts and Letters de Francia, otorgado por el Presidente Jacques Chirac, en 2002; la Cruz con Estrella de Oficial de la Orden del Mérito de Alemania, ese mismo año; la Cruz de Comandante (1993) y la Cruz de Oficial con Banda (1990), de la Orden del Mérito de Alemania, en reconocimiento a sus logros como director y pianista. También en 1993, recibió el premio Leonard Bernstein, otorgado por el Pacific Music Festival, del que fue Co-director Artístico.

Orquesta de Filadelfia

Fundada en 1900, está considerada como una de las principales agrupaciones musicales del mundo. A lo largo de más de un siglo, ha llevado a cabo muy elogiadas interpretaciones, giras y grabaciones utilizando las más avanzadas tecnologías. Ha mantenido una cohesión ejemplar en su liderazgo artístico, con sólo seis directores titulares durante su primer siglo de historia: Fritz Scheel (1900-07), Carl Pohlig (1907-12), Leopold Stokowski (1912-41), Eugene Ormandy (1936-80), Riccardo Muti (1980-92), y Wolfgang Sawallisch (1993-2003). Su rica tradición ha continuado con Christoph Eschenbach, séptimo Director Titular, desde septiembre de 2003.

La temporada 2007/2008 puso énfasis en las grandes obras del repertorio sinfónico, entre ellas la Sinfonía Núm. 8 (“De los Mil”) de Mahler, Carmina Burana de Orff, la Sinfonía Alpina de Strauss y Das Paradies und die Peri de Schumann. Celebró una gira por Asia, con ocasión del 35 aniversario de la primera visita de la Orquesta a China, en 1973. Durante su liderazgo, Eschenbach ha dirigido un ciclo de la integral de las sinfonías de Beethoven, en programas compartidos con música contemporánea, incluyendo varios estrenos mundiales; un festival de cuatro semanas con obras de Mozart, Strauss, Mahler,Chaikovski, Wagner y Berio; inauguró el primer ciclo de las sinfonías completas de Mahler, de varios años de duración; y realizó giras por Europa (2004 y 2006), Asia (2005), Florida y Puerto Rico (2006) y Estados Unidos (2007). Con Eschenbach, la Orquesta ha emprendido una amplia iniciativa, “Levantando la cortina invisible”, dirigida a hacer llegar la música clásica a nuevos públicos, así como a impulsar la experiencia musical de los ya oyentes.

A lo largo de su historia, la Philadelphia Orchestra ha presentado un gran número de estrenos en Estados Unidos y en el mundo, incluyendo el Concierto para violín de Barber, la Sinfonía de los Mil de Mahler, las Danzas sinfónicas de Rajmaninov, las Gurrelieder de Schoenberg y La consagración de la primavera de Stravinski. Sus giras contienen numerosos acontecimientos ilustres: en 1936, fue la primera orquesta americana que realizó un viaje intercontinental; en 1949, viajó a Gran Bretaña y fue la primera orquesta americana que cruzó el Atlántico después de la Segunda Guerra Mundial y, en 1973, fue la primera orquesta americana que tocóen la República Popular de China.

Es también pionera en el terreno discográfico. Fue la primera orquesta sinfónica en realizar grabaciones eléctricas, en 1925; la primera con una emisión radiofónica propia, comercialmente patrocinada, en 1929, NBC; la primera en interpretar la banda sonora de una película, The Big Broadcast, de Paramount, en 1937; en aparecer en un programa nacional de televisión, en 1948, CBS; y y la primera de las grandes orquestas en ofrecer un concierto en directo por Internet, en 1997.

Los recientes logros con los medios electrónicos continúan este legado. En la temporada 2006/2007, fue la primera en emitir un concierto en pantallas gigantes a través de Internet2, aventura que ha dado lugar a una serie, Global Concert Series.

En 2005, Eschenbach y la Orquesta anunciaron un proyecto de colaboración de tres años con Ondine Records, el primer contrato discográfico en diez años. Se han editado, hasta la fecha, cinco grabaciones en directo de muy aclamados conciertos.

En enero de 2007, celebró el 150 aniversario de la Academia de Música, con la asistencia del Príncipe de Gales y la Duquesa de Cornualles. La temporada 2002/2003 celebró el décimo aniversario de Wolfgang Sawallisch en el podio, rindiendo homenaje a sus logros artísticos con la edición de una colección de 3 CDs de música de Schumann, primera grabación realizada en el Verizon Hall del Kimmel Center y nominada para un Grammy. En 2000, la Orquesta celebró su 100 aniversario y, el año siguiente, se trasladó a su nueva sede en el Kimmel Center.

La Philadelphia Orchestra llega anualmente a más de un millón de aficionados a la música, a través de sus conciertos (más de 300 al año), publicaciones, discos y emisiones. Ofrece una temporada de abono en Philadelphia, de septiembre a mayo, que incluye programas educacionales y de participación de la comunidad. Cada verano, realiza una temporada de un mes al aire libre, en el Mann Center for the Performing Arts de Philadelphia, seguida de una residencia de tres semanas, en agosto, en el Saratoga Performing Arts Center de Nueva York, y una residencia anual en el Festival de Música Bravo! De Vail Valley. Además, actúa cada año en el Carnegie Hall, interpretando “encores” de algunos de sus más aclamados conciertos de Philadelphia.

En diciembre de 2001, se trasladó a su nueva sede, el Kimmel Center for the Performing Arts, diseñada y construida especialmente para la Orquesta, donde se ofrecen los conciertos de abono y se realizan grabaciones y actividades educacionales. El centro dispone de dos salas para la interpretación: Verizon Hall, con un aforo de 2.500 plazas, para las actuaciones orquestales, y Perelman Theater, de 650 plazas, para música de cámara. El edificio fue diseñado por el arquitecto Rafael Viñoly y el técnico de acústica Russell Johnson (Artec Consultants Inc.) y lleva el nombre de Sydney Kimmel, hombre de negocios y filántropo de Philadelphia, que hizo la mayor donación individual para su construcción e integra la junta directiva de la Orquesta desde 1995.

El Kimmel Center y la histórica Academy of Music, adquirida por la Orquesta en 1957 y donde tocó durante 101 años, se engloban en una única entidad cultural, dirigida por el recientemente creado Regional Performing Arts Center, Inc. Cada temporada, una variedad de otros grupos artísticos de Philadelphia ofrecen actuaciones, como residentes, en los dos centros, donde también se llevan a cabo presentaciones de artistas y conjuntos invitados.