La Orotava no olvida a HumboldT

16/01/2017

En 2019 se cumplirán 250 años del nacimiento del naturalista Alexander von Humboldt y en La Orotava ya están preparando la celebración. Tanto que desde este año Isidoro Sánchez, vicepresidente de la asociación cultural que lleva su nombre, ya tiene previstos varios actos para «ir avanzando» para septiembre de este año y para el próximo.

La impronta que el naturalista alemán Alexander von Humboldt dejó en Canarias sigue más vigente que nunca cuando está próximo a celebrarse el 250 aniversario de su nacimiento y también que hace 220 años de que pusiera «el pie en tierra» en La Graciosa y pasara seis días en Tenerife. En 2019 se celebran ambas efemérides, pero en La Orotava quiere ser el primero de los lugares donde comiencen los festejos y ya para este año y el próximo tiene previstos distintos actos.     

El ingeniero y exeurodiputado Isidoro Sánchez está capitaneando, como vicepresidente de la Asociación Cultural Humboldt, el primero de los homenajes que se rendirán a la vida y la obra del científico y viajero alemán en el mundo.

Todavía no está cerrado el título de la exposición que durante aproximadamente un mes estará abierta al público en el antiguo convento de San Agustín de La Orotava, pero Isidoro Sánchez sí tiene claro que se inaugurará en torno al 14 de septiembre, la fecha del nacimiento en Berlín del naturalista, y que será como un viaje en el que se sigan los pasos de Humboldt desde La Graciosa hasta Cuba.

En total, explica, serán una veintena de paneles en los que no sólo se cuente qué hizo Humboldt en Tenerife los cinco días que estuvo en la Isla, sino su estancia en Cuba, gracias a la colaboración de Manuel Méndez, socio de Sánchez en varios proyectos en Latinoamérica.

«El legado que Humboldt lanzó al mundo tras pasar por Tenerife es muy importante», asegura Sánchez, que recordó que fue su expedición al Teide el 21 de junio de 1799 la que le llevó a varios descubrimientos geológicos y le permitió desarrollar la que se conoce como teoría de los pisos de vegetación, todo un avance en el campo de la geografía.

Esos seis días en Tenerife, del 19 y al 25 de junio, cuando parte hacia las Indias, también sirvieron para que Canarias se lanzara al mundo. Su paso por las Islas fue como una campaña publicitaria en pleno siglo XVIII, pues gracias a la publicación de Viaje a las regiones equinocciales, un volumen que se divulgó y difundió en prácticamente toda Europa. En los dos capítulos dedicados a las Islas, Humboldt describió lugares de Tenerife, como  de La Orotava y su puerto (actual Puerto de la Cruz) «cuya cultura y paisajes se conocen gracias a él», el Teide y su geología y de especies vegetales como el drago. Todo acompañado de láminas que él mismo dibujó.

Además de la exposición, el homenaje que ser rendirá a Humboldt en La Orotava en septiembre, en el antiguo convento de Santo Domingo (Museo de Artesanía Iberoamericana) se mostrará la colección bibliográfica que atesora Isidoro Sánchez, que es «de las más importantes del mundo, si no la más», dice.

Su idea es donar la colección y que quede instalada en la sala del museo donde ahora se expondrá junto con los paneles de la exposición.

De cara a 2018 y 2019, la Asociación Humboldt ya prepara distintos actos y conferencias, entre ellas, espera Isidoro Sánchez, la de Andrea Wulf, autora de la «mejor biografía de Humboldt», La invención de la naturaleza. También Sánchez va a presentar un libro que está escribiendo sobre la estancia de Humboldt en Tenerife.