La oposición crispa a Morales con la residencia de Agüimes

02/07/2016
ETIQUETAS:

El cobro de más a personas dependientes en la residencia de mayores de Agüimes aireado por la oposición generó un agrio enfrentamiento en el pleno del Cabildo. PP, UxGC y CC pidieron en vano una investigación propia. El presidente y anterior alcalde de Agüimes, Antonio Morales, ve «como mucho un problema administrativo».

El Tripartito ha rechazado las mociones de PP y CC, apoyadas por Unidos, que proponían que el Cabildo investigue el presunto cobro irregular a personas dependientes en la residencia de mayores de Agüimes y que ese ayuntamiento devuelva el dinero cobrado de más. Ni lo uno ni lo otro porque el Gobierno canario, el competente, ha abierto ya un procedimiento y «colaboramos activamente», según la consejera de Política Social, Elena Máñez (PSOE).

El Cabildo no ha recibido ninguna denuncia, aseguró Máñez, y ya ha enviado las certificaciones de la residencia de Agüimes.

En vez de los 252 euros al mes que debían pagar los usuarios con ayudas directas de la Dependencia, la tarifa que cobra el Consistorio a esas personas, entre 12 y 14, es de 1.200 euros hasta que entre en vigor la modificación de su ordenanza fiscal.  

Según el portavoz del PP, Felipe Afonso, lo sucedido «no es por error o por ignorancia» sino «una alcaldada absoluta. No hay derecho a quitarle el dinero a unos para repartirlo entre todos», dijo tras poner en duda una certificación municipal de pagos de una usuaria, cifrados en 2.817 euros al año cuando había abonado 14.000, subrayó. Afonso no dejó de invitar al presidente y anterior alcalde de Agüimes a «dar la cara», tildando varias veces su silencio -hasta ayer- al respecto como «cobardía».  

Fernando Bañolas (CC) subrayó que el Ayuntamiento «no está cumpliendo la ley», a su juicio desde enero de 2014. Mantuvo que «se ha certificado mal a sabiendas» y espetó al Tripartito: «Si esto le pasara a otro ayuntamiento ustedes aquí lo crujen». Esther Monzón (Unidos), indicó que «no cabe no reconocer lo evidente», criticó la «pasividad» del Cabildo y reclamó «transparencia».

«mentiroso compulsivo». Morales cerró el debate llamando «mentiroso compulsivo y un cobarde por no mirarme a los ojos» al portavoz del PP, admitió que «puede que haya que devolver» dinero cobrado de más y aseguró que «si hay alguna disfunción se arreglará». Dijo que una sentencia «avala lo hecho hasta 2015» y que en el pasado mandato Monzón «arregló un caso parecido» de otro ayuntamiento, que no desveló, «sin airearlo ni traerlo a pleno».