La ONU sigue con interés el caso de Yeremi Vargas

23/03/2007

El relator especial de la ONU sobre venta de niños, prostitución y pornografía infantil, Juan Miguel Petit, instó hoy a todos los países a elaborar un protocolo de intervención en casos de desaparición de menores, que permita actuar cuanto antes y no perder "las primeras horas, que valen oro".

El uruguayo aseguró haber seguido con atención el caso de Yeremi Vargas, el niño de siete años que desapareció el pasado 10 de marzo cuando jugaba cerca de la casa de unos familiares en la localidad grancanaria de Vecindario (España).

Aunque reconoció desconocer si España tiene un mecanismo en ese sentido -ya que el Gobierno no contestó al cuestionario que su oficina envió a todos los países al respecto-, Petit explicó que es fundamental que exista un protocolo de actuación muy claro "que permita que el policía de turno pueda activar de inmediato un mecanismo de búsqueda y aprovechar las primeras horas".

"Los sistemas de respuesta inmediata para la búsqueda de niños desaparecidos no son una panacea que aseguren que se puede evitar un crimen atroz, pero deben existir al menos para estar seguros de que, ante un caso así, se extreman todas las medidas", explicó el experto, quien puso como ejemplo los sistemas existentes en Canadá, Estados Unidos o Bélgica.

Petit apuntó que "a las autoridades les resulta a menudo muy difícil distinguir cuándo está ante un caso de desaparición que implica un riesgo inminente de vida o ante un problema familiar".

Además, "es fundamental que la coordinación entre las diferentes instancias sea máxima, para que no ocurra el típico caso de una familia que va de comisaría en comisaría buscando quién le puede hacer caso e, incluso, a veces termina recurriendo a políticos para que se les atienda".

Para el uruguayo, un buen ejemplo en ese sentido son los sistemas de alerta de voluntarios, como existen en algunos países para emergencias marítimas.

"En este caso podría ocurrir algo parecido: Cuerpos de voluntarios en ciudades que para que cuando se active el sistema de emergencia puedan estar en una hora en las calles con carteles buscando al niño casa por casa. Siempre bajo la coordinación de las autoridades correspondientes", propuso el experto.

Otro aspecto que para Petit es fundamental, es que los sistemas de emergencia para casos de desapariciones también permiten que "las familias tengan la tranquilidad de que se hace todo lo posible por encontrar a su hijo, y tratar de paliar la angustia".