La niña de ‘Tuenti’ cambió de colegio y perdió el curso

18/11/2010

La niña grancanaria cuya imagen en ropa interior fue colgada en Tuenti con comentarios crueles cambió de colegio para no soportar burlas, pero los chascarrillos la siguieron al nuevo centro. Allí, faltó tanto a clase que perdió el curso, según detalla el fallo que condena al padre del menor que colgó la foto.

La menor de Gran Canaria que entre 2008 y 2009 fue víctima de escarnio continuado a través de la red social Tuenti  con la difusión de una foto suya en ropa interior, acompañada de comentarios de extrema crueldad, cambió de colegio ante las mofas que soportaba de sus compañeros y se incorporó a otro centro en el que, según sus profesores, se «integró correctamente».


Sin embargo, el comentario de que su foto humillante se podía ver en la red social la persiguió y tardó poco tiempo en llegar a su nuevo centro escolar.  Al reencontrar la  mofa a su alrededor, la niña «volvió a sentirse mal y a faltar a clase» hasta el punto de «perder el curso». Así lo expone la sentencia civil que condena al padre del menor que colgó la foto a resarcir a la niña con  5.000 euros, publicada ayer en exclusiva por CANARIAS7.


El fallo, dictado por el magistrado Cosme López, explica que para llegar a la condena al padre del menor como culpable extracontractual in vigilando del caso, esto es, por no controlar  el uso que su hijo daba al ordenador,  era necesario probar el «resultado dañoso» y la «relación de causa a efecto».
 

Texto íntegro en la edición impresa.