La madre de Diana de Gales llamaba 'enanos alemanes' a los miembros de la familia real británica

Frances Shand Kydd, la fallecida madre de la princesa Diana de Gales, no profesaba gran cariño a la familia real británica, a la que describía como un grupo de "enanos alemanes", según publica hoy el sensacionalista "Daily Mirror".

EFE

La señora Kydd, que murió en el 2004 a los 68 años, despotrica de la familia real en unas conversaciones secretas que mantuvo con Mike Merrit, un periodista amigo suyo que ha reproducido los diálogos en unos "diarios" de cuyos extractos se hace eco el citado periódico.

Aparte del apelativo de "enanos alemanes", que hace referencia al origen germano de la dinastía Windsor, la madre de Diana pensaba que que el príncipe Carlos, heredero a la Corona y ex marido de su hija, era "un niño mimado y malcriado".

En esas confesiones íntimas, Frances Shand Kydd también niega las supuestas desavenencias entre Lady Di y la reina Isabel II y afirma: "Es una tontería decir que la Reina y Diana no se llevaban bien. Se tenían mutuo respeto y admiración", explica en los diarios. Por el contrario, sí admite la relación tirante que su hija mantenía con la fallecida Reina Madre, abuela del príncipe Carlos, de quien dijo que "puede ser bastante arpía", pese a su eterna "sonrisa".

Asimismo, la señora Kydd calificaba de "granuja" a su nieto, el príncipe Enrique, hijo menor de Lady Di y el heredero al trono, que el próximo 15 de septiembre cumplirá 21 años.

La mujer creía, además, que eran "basura" las teorías de quienes sostienen que la trágica muerte de Diana de Gales se debió a una conspiración para acabar con su vida.

Los extractos de los diarios de Frances Shand Kydd se han divulgado cuando faltan dos días para que se cumpla el octavo aniversario del fallecimiento de su hija.

Diana murió la noche del 31 de agosto de 1997, junto a su novio, Dodi Al Fayed, y Henri Paul, el chófer de la limusina en la que viajaba la pareja, tras un aparatoso choque del automóvil contra el Puente del Alma de París.