La Justicia francesa notifica al etarra Xabier López Peña la orden de entrega a España

08/10/2008

El Tribunal de Apelación de París notificó este miércoles a Xabier López Peña ‘Thierry’, presunto jefe del aparato político de ETA cuando fue detenido el pasado mayo en Burdeos, una orden del juez Baltasar Garzón para que sea entregado a España. El supuesto interlocutor etarra con el Gobierno en la recta final de la última tregua no realizó declaraciones políticas en la vistilla del caso y se limitó a expresar su rechazo a ser puesto en manos de la Audiencia Nacional.

López Peña (Galdacano, 1958) dijo ser “vasco” cuando en el interrogatorio el tribunal señaló que es de “nacionalidad española”. Aunque tenía a su disposición un intérprete de castellano, indicó que comprendía el francés. Se negó a firmar las actas de la comparecencia. Estuvo asistido por la abogada Yolanda Molina, que vio aceptada su petición de que el caso sea examinado dentro de tres semanas, el próximo 29 de octubre.

La euro orden española le imputa los delitos de integración en organización terrorista y conspiración para la comisión de asesinatos y estragos. En concreto, el juez Garzón le acusa de haber impartido cursillos a Iker Agirre Bernadal, detenido a comienzos de 2007 a bordo de un tren en el que acababa de cruzar la frontera por Cataluña con planes de atentar contra la Copa América de vela.

Según el magistrado, López Peña le visitó al menos cuatro veces, entre marzo de 2004 y marzo de 2005, en un piso franco del sur de Francia. En esos contactos le instruyó en la confección de explosivos, le enseñó a disparar, métodos para robar coches o la forma en la que moverse por poblaciones de distinto tamaño y adoptar medidas de seguridad. Los apuntes le fueron intervenidos escondidos en el talón de un zapato.

Poco antes, el tribunal parisiense había ordenado la entrega a la Audiencia Nacional de Leire Etxeberria Simarro (Basauri, 1977) para que cumpla una condena a ocho años de prisión por complicidad en la quema de un autobús el 28 de setiembre de 1996 en su localidad natal. El conductor, Manuel Fernández González, salió del vehículo en llamas por una ventana con la ayuda de un ciudadano y estuvo más de un año incapacitado por las graves quemaduras sufridas, de las que arrastra secuelas.

Los jueces solicitaron información adicional a España sobre la euro-orden remitida en contra de Aitor García Justo (San Sebastián, 1974). El juez Fernando Grande-Marlaska pide su entrega por los delitos de colaboración con organización terrorista y depósito de sustancias inflamables o explosivas.