Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 29 de mayo
La jueza ordena entre cuatro y seis detenciones por un caso de corrupción en San Bartolomé de Tirajana

La jueza ordena entre cuatro y seis detenciones por un caso de corrupción en San Bartolomé de Tirajana

La juez Almudena de la Rosa Marqueño dictó entre cuatro y seis órdenes de detención en relación con el presunto caso de corrupción en el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana.

Canarias7.es

Jueves, 28 de junio 2007, 09:39

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las detenciones se están practicando a lo largo de esta mañana, así como los registros en varios domicilios y oficinas. Las pesquisas se centran en presuntos delitos cometidos en el anterior mandato municipal, cuando la Alcaldía estuvo primero en manos de Marco Aurelio Pérez y luego, tras una moción de censura, con la socialista Concepción Narváez al frente.

En ambos periodos, la gestión de Francisco Guedes, que fue concejal socialista y concurrió a las pasadas elecciones al frente del CCN, fue muy criticada.

Según la versión que circula entre los funcionarios municipales de San Bartolomé de Tirajana, Guedes sería el eje de la presunta trama de corrupción. Los trabajadores del Consistorio dan por hecho que el concejal está entre los detenidos esta mañana, circunstancia ésta que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias aún no ha confirmado.

Agentes de la Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía han procedido a primera hora de esta mañana a cerrar el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana para realizar una serie de registros durante el día.

El Juzgado de Instrucción Número 3 de San Bartolomé de Tirajana, con la juez Almudena de la Rosa Marqueño al frente, dirige una operación de investigación sobre presunta corrupción política. Los registros se extenderían no sólo a despachos del sur de la Isla, sino también en la capital grancanaria.

Desde las 7.00 horas, los agentes se personaron en las dependencias municipales y cerraron el Ayuntamiento, de forma que los trabajadores no han podido incorporarse a sus puestos de trabajo y permanecen esperando a las puertas del Consistorio sureño.

La Policía Nacional y el Juzgado han llevado con gran sigilo las operaciones para evitar la destrucción de documentos que podrían ser determinantes para la instrucción del caso.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios