La juez imputa al Cabildo y a Gesplan por el gran incendio

12/02/2009

El Juzgado de Instrucción número 2 de Arucas ha dejado sin efecto la personación del Cabildo como acusación particular en la causa que tramita para determinar la responsabilidad de los daños causados por el gran incendio forestal de 2007. Le imputa, junto a Gesplan, como responsable civil subsidiario.

El Cabildo y la entidad pública Gesplan (dependendiente del Gobierno de Canarias) han sido imputados por la juez del Juzgado de Instrucción número 2 de Arucas como responsables civiles subsidiarios de los daños y perjuicios causados por el gran incendio forestal desatado en el verano de 2007 en los montes de Gran Canaria. La decisión, dada la insolvencia económica del presunto responsable material del fuego, puede representar una millonaria sangría para las arcas insulares y para las de la empresa adscrita a la Consejería de Medio Ambiente del Ejecutivo regional.

El auto judicial que propone iniciar el procedimiento para someter a juicio ante un tribunal del jurado la posible comisión de un delito relativo a la flora y fauna e incendios deja sin efecto la personación del Cabildo como acusación particular contra el presunto autor del fuego, un empleado temporal de Gesplan ingresado en la cárcel de Salto del Negro, pasando a declararlo responsable civil junto a la citada empresa pública.

Además, el auto firmado por la juez reitera el oficio librado al Cabildo a fin de que informe «en el plazo de un mes respecto a las ayudas concedidas, entidad concedente, normativa, conceptos, importes y causas de denegación, en su caso».

En todo caso, la disposición cita a las partes implicadas para el próximo día 13 de marzo como fecha para concretar la imputación, solicitar el sobreseimiento o pedir nuevas diligencias de investigación.

El auto judicial explica que durante la tramitación del procedimiento se han ido personando en el mismo varios perjudicados, así como entidades aseguradoras y la Comunidad Autónoma, y recuerda que la personación del Cabildo como acusación particular tuvo lugar casi al inicio de las actuaciones.

Presunto pirómano.

Juan Antonio Navarro Armas, presunto autor del fuego según su propia confesión, está en prisión incomunicada y sin fianza desde el 31 de julio de 2007, cuando aún ardía el monte. Le prendió fuego en la zona de Las Ñameritas, cerca de Pajonales, y provocó el mayor desastre natural de la Isla.