La instalación de un radar móvil en El Hierro, refuerzo para la seguridad de los ciudadanos

22/06/2005

El ministro de Defensa, José Bono, afirmó hoy que la "eventual localización" de un radar móvil en la isla de El Hierro obedece a la necesidad de reforzar "la seguridad de los ciudadanos".

Explicó que no se trata de destinar el radar sólo a operaciones militares, sino también a otras de carácter civil, como la vigilancia aduanera, salvamento marítimo o "ayuda" a la circulación de los aviones.

El ministro respondió así al senador de CC Félix Ayala, para quien la intención de reemplazar el radar fijo en el pico de Malpaso por uno móvil en la isla de El Hierro implica el reconocimiento de que aquélla no es zona de interés para la defensa nacional.

Bono admitió que "es verdad" que su departamento planea "sustituir la primitiva intención de instalar un radar fijo en Malpaso por la eventual localización, que no instalación", de un radar móvil cuando "la defensa del territorio lo requiera y siempre con respeto al medio ambiente".

Asimismo, puso énfasis en que la operación ha de contar con el acuerdo del Gobierno canario, de las autoridades municipales implicadas y de los parlamentarios procedentes de las islas.

En respuesta a la pregunta de Ayala, el ministro de Defensa justificó esta decisión al asegurar que la adquisición de un radar móvil, "que vale carísimo", se debe a la facilidad de poder desplazarlo a lugares en los que resulta más relevante conocer ciertos acontecimientos "que eventualmente puedan afectar a la defensa nacional".

Matizó, no obstante, que "Malpaso es el único lugar, dicho por los ingenieros de telecomunicaciones de Las Palmas, donde se puede cumplir misiones de vigilancia y seguridad para las islas".

Bono argumentó además que la decisión respeta escrupulosamente las exigencias medioambientales y, en este sentido, apostilló: "Un pico con radar móvil es más respetuoso con el Medio Ambiente que un pico lleno de chalés".

La intervención de Bono también dejó hueco al desenfado, ya que el senador canario le transmitió el sobrenombre que los residentes de Malpaso han dado a esta operación: "El Bono-móvil".

"A mí me pueden llamar como quieran -replicó el ministro entre risas de algunos senadores-, pero un radar móvil, por su propia naturaleza, para los que estudiamos algún principio escolástico, es que se mueve y ¿en qué cabeza cabe que compremos un radar móvil para dejarlo fijo en Malpaso?".