La huelga costará hasta 200 euros a cada profesor

18/02/2008

Según los datos facilitados por Educación, los profesores que se sumen a las dos jornadas de huelga convocadas esta semana en cada isla, sufrirán descuentos de entre 84 y 104 euros por día. Una pérdida con la que los sindicatos justifican su negativa a que la Consejería alargue el curso para recuperar las horas lectivas.

Secundar o no una huelga no es solo una cuestión ideológica, en función de que se apoye o no la reivindicación que la motiva. Es también una cuestión económica.

Los profesores no universitarios que decidan sumarse a partir de hoy a las dos huelgas que los sindicatos han convocado en cada isla, sufrirán descuentos en su nómina de entre 84 y 104 euros por jornada. Concretamente, según los datos facilitados por la Consejería de Educación, un maestro de Primaria, en las islas capitalinas, pierde 84,41 euros, y en las periféricas, 93,34 euros. En el primer ciclo de la ESO, los docentes de Gran Canaria y Tenerife pierden 84,64 euros, y en el resto del Archipiélago 93,57 euros. Para los profesores de Secundaria, los descuentos en las islas capitalinas son de 87,41 euros, y 96,34 euros en las periféricas, y por último, los catedráticos de Secundaria pierden 94,43 euros en las islas mayores y 104,36 euros en el resto.

Una de las solicitudes que las federaciones de padres y madres trasladaron la semana pasada a la Consejería y que ésta se comprometió a estudiar, es la posibilidad de alargar el curso para recuperar las horas lectivas que se pierdan ahora, algo que los sindicatos rechazan basándose precisamente en las pérdidas económicas que les supone secundar un paro.

Con las dos convocadas esta semana, el número de huelgas desde el curso pasado se eleva a seis.

Mínimos polémicos.

Los servicios mínimos que la Consejería ha establecido para esta semana han vuelto a provocar la indignación de los sindicatos, que los han recurrido por «abusivos», al entender que vulneran el derecho a la huelga. Cierto es que afectan a más de un tercio de la plantilla, pero la administración asegura que se ajustan a la legalidad, y justifican su incremento en que son dos y no un día de huelga, y en el hecho de que las Ampas han pedido a los padres que lleven a sus hijos a clase.

Los padres piden que los niños vayan a clase.

La Asociación de padres y madres y la de estudiantes (Confapacanarias y Udeca) recomienda que se envíe a los escolares a los colegios los días de huelga previstos a partir de hoy, pues los servicios mínimos garantizan el derecho a la educación y la seguridad en los centros. Familias y estudiantes coinciden en la necesidad de que la Administración y los sindicatos alcancen un acuerdo por el bien de la escuela pública. Asimismo, piden al Gobierno canario que, previo informe jurídico, aclare a la sociedad si la «homologación» es o no jurídicamente posible.

El conflicto que desde hace un año mantiene a los profesores enfrentados con la Consejería de Educación es la homologación salarial. Basan su derecho a cobrar lo mismo que el resto de los funcionarios de igual categoría y titulación en el hecho de que en 1991 se elaboró una ley precisamente con este fin. Culminó en 1995, pero desde entonces, las subidas que han experimentado los complementos de los demás funcionarios han provocado que vuelvan a estar deshomologados. Tanto el anterior titular de Educación, Isaac Godoy, como la actual, Milagros Luís Brito, se oponen sin embargo a esta teoría, y sostienen que no hay base jurídica para hablar de homologación, y ofrecen subidas salariales a cambio de mejores en el sistema educativo.