La hija de Fergie y Andrés de Inglaterra no se considera la típica princesa

La princesa Beatriz, hija del príncipe Andrés de Inglaterra y de Sarah Ferguson, asegura que no responde al "estereotipo" de princesa, en unas declaraciones que publica la revista británica "Tatler" en su edición de septiembre.

EFE

Beatriz, de 17 años, primogénita de los duques de York y quinta en la línea de sucesión al trono de Inglaterra, es descrita por la revista, que publica su foto en portada, como una persona natural, habladora y, en definitiva, una "princesa moderna".

La joven princesa, que es la disléxica más famosa del Reino Unido desde que anunció su problema el año pasado, busca a través de una fundación benéfica llamada Springboard for Children apoyo para los menores que padecen el mismo trastorno.

Al referirse a sus padres y a su hermana Eugenia, dos años menor que ella, los describe como "las mejores personas del mundo" y la mejor compañía que puede tener, incluso para ir de fiesta. De la separación de sus padres, dice que sirvió para "mejorar la situación: sé que suena extraño, pero ahora somos una familia mucho más unida que antes", afirma.

Por su condición de princesa, el servicio de seguridad del Ducado de York (norte de Inglaterra) le ha asignado protección las veinticuatro horas del día, algo que, reconoce, resulta "un poco incómodo a la hora de quedar con alguien".

En cuanto a lo que busca en un chico, la princesa afirma que sobre todo le inspire confianza y tenga sentido del humor, requisitos que considera indispensables.

Noticias relacionadas