La Guardia Civil da por cerrada la 'operación Jable'

29/04/2010

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil da por finalizada, "en principio", la presunta trama de corrupción denominada 'Operación Jable' en Lanzarote y "ahora" se dispone a "estudiar toda la abundante documentación y archivos que han sido intervenidos en los diferentes registros" practicados en oficinas, viviendas e instituciones públicas, por lo que "no se descartan" nuevas detenciones.

Así lo informaron a Europa Press fuentes de la Benemérita, que indicaron que hoy prestarán declaración ante el juez del Juzgado de Instrucción número 5 de Arrecife, César Romero Pamparacuatro, el concejal de Parques y Jardines de la capital lanzaroteña, Antonio Machín, del Partido de Independientes de Lanzarote, y el conocido empresario Juan Francisco Rosa, uno de los empresarios hoteleros más importantes de la isla.

En concreto, el edil ya ha pasado a disposición judicial, mientras que el empresario --propietario del hotel Princesa Yaiza de Playa Blanca, entre otras empresas-- permanece en el calabozo de la Guardia Civil y comparecerá ante el juez en horas del mediodía o a primera hora de la tarde.

SUMAN 25 DETENIDOS

En total, el número de arrestos efectuados en el marco de la bautizada como 'Operación Jable' --tercera fase del 'Caso Unión'-- suma un total de 25.

Entre ellos se encuentran empresarios, como el andaluz José María Rosell, así como representantes políticos, como el histórico líder del Partido de Independientes de Lanzarote (PIL), Dimas Martín --arrestado en prisión--, la ex presidenta del Cabildo de Lanzarote y actual consejera de Recursos Humanos en la corporación insular, María José Docal, la ex alcaldesa de Arrecife María Isabel Déniz y el abogado Francisco Rodríguez-Batllori (CC), que fue consejero de Empleo y viceconsejero de Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias, además de diputado en la Cámara regional.

Las detenciones y registros se han realizado tanto en Lanzarote, como en Gran Canaria, Madrid y Almería.

TRES FASES

La 'Operación Jable', sobre presunto cobro de comisiones ilegales a empresarios de Lanzarote para conseguir la adjudicación de contratos para las obras y servicios que se realizaban en la isla, salió a la luz pública el lunes 19 de abril, cuando comenzó la primera fase del operativo con la detención de ocho personas.

La segunda fase aconteció el pasado viernes 23 de abril con el arresto de otras siete personas y el sábado con el arresto de Dimas Martín.

La tercera y última fase arrancó el martes 27 de abril con otros ocho arrestados y se elevó hasta un total de 25 ayer miércoles con la detención del empresario Juan Francisco Rosa, según precisaron las mismas fuentes.

La investigación que llevan a cabo agentes del Grupo de Delincuencia Urbanística de la UCO ha permitido "poner al descubierto un complejo e importante entramado" de corrupción, asentado en "varias" instituciones de la isla de Lanzarote, según informó la Benemérita.

NOMBRE DE SEDIMENTOS

La designación de 'Jable' de la investigación responde a las características sedimentológicas de los materiales a lo largo de una zona que atraviesa la isla de Lanzarote de norte a sur.

El Jable de Lanzarote es una superficie de 21 kilómetros de largo y con un área total de unos 90 kilómetros cuadrados que cruza la isla por el centro en dirección norte-sur.

De hecho, la Guardia Civil confirmó a Europa Press que el nombre del operativo está relacionado con "los granos de arena volcánica que se mueven por la isla debido al viento".

"El nombre de las operaciones no tiene misterios, sino que se busca uno entre los investigadores que sea fácilmente identificado", añadieron las fuentes, al tiempo que recordaron que el nombre del 'Caso Unión' se debe al de la cafetería 'Unión', en el centro de Arrecife, donde tuvo lugar el intercambio de 100.000 euros que se convirtió en el pistoletazo de salida de la operación.

TESTAFERROS

Así, la investigación ha puesto de manifiesto que, a través de un "importante entramado" empresarial y utilizando a varias personas que actuaban como testaferros, una persona ocultó la propiedad de sus bienes para que estos no pudieran ser intervenidos por la Administración de Justicia.

Por otra parte, la trama está también relacionada con supuestos pagos, que con fondos de un consistorio de Lanzarote y de empresas públicas, se realizaban a uno de los detenidos por servicios no prestados. Otro ex-cargo público ejercía tráfico de influencias sobre los funcionarios para que hicieran efectivos dichos pagos.

"LA TRAMA ORGANIZADA MÁS IMPORTANTE" DE LA ISLA

De este modo, la 'Operación Jable' comenzó el lunes 19 de abril cuando agentes de la Guardia Civil registraron varias dependencias del Cabildo de Lanzarote, una sucursal bancaria, así como domicilios y empresas del presunto entramado de corrupción.

La investigación ha permitido desarticular "la trama organizada más importante de Lanzarote dedicada al cobro de comisiones ilegales a empresarios, así como al enriquecimiento económico de cargos públicos que compartían intereses en sociedades beneficiadas en dichas actividades", según informó la Benemérita en un comunicado.

Los beneficios económicos procedentes del pago de facturas por servicios prestados a la administración, adjudicación de contratos o la revisión de estos contratos, dependían en buena medida de decisiones administrativas de los cargos y ex cargos públicos pertenecientes a la organización.