La Goleta rechaza la apertura parcial de la circunvalación

Los vecinos de La Goleta están cansados de promesas y el próximo jueves, cuando las autoridades acudan a inaugurar el primera fase la circunvalación de Arucas, saldrán a manifestarse. Lo cierto es la segunda fase de esta carretera debería estar en funcionamiento desde 2006, pero hoy por hoy ni siquiera ha sido licitada la obra.

La primera fase de la circunvalación de Arucas, que se abrirá al tráfico el próximo jueves, es una obra dependiente del Gobierno de Canarias. La segunda fase ?La Goleta-Firga? es responsabilidad del Cabildo de Gran Canarias, y es esta institución la que debería haber iniciado el proceso de licitación así los expedientes de expropiación de terrenos. La carretera lleva un retraso de años, pues debería la obra debería haber finalizado 2006. Los 4.000 vecinos del barrio de La Goleta soportan diariamente el tráfico de unos 2.500 vehículos, que circulan por una vía estrecha, de acusada pendiente, con apenas aceras, y en algunos tramos de doble sentido. Juan Vicente González, presidente de la Asociación de Vecinos Virgen del Rosario, asegura que en el barrio «hay muchas tensión», pero « vamos a salir a manifestarnos el jueves, cuando inauguren la primera fase, de forma pacífica». Reconoce García que «el Gobierno ha cumplido, pero no el Cabildo». Para los vecinos de La Goleta, «aquí lo que se ve es una falta de interés político». Ayer noche asociaciones de vecinos, miembros de la comunidad educativa, asociación de labradores, parranda... se reunían para tratar el acto de protesta que tienen previsto llevar a cabo. Su exigencia es la misma por la que hace cuatro se manifestaron: «Que el Cabildo licite ya y empiecen a trabajar mientras se resuelven las expropiaciones».

Temas

Arucas