La Flota garantizará la presencia de una embarcación para ayuda en un máximo de 75 minutos

06/06/2006

El Ministerio de Fomento garantizará la presencia de una embarcación de intervención rápida en cualquier punto del mar dentro de las quince millas de la costa española en un tiempo máximo de 75 minutos, según el Plan de Salvamento Marítimo 2006-2009.

ETIQUETAS:

Así lo aseguró ayer la titular del ministerio, Magdalena Alvarez, en la Comisión de Fomento y Vivienda del Senado.

Por este Plan, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 5 de mayo y que supone una inversión de 1.022,8 millones de euros, se duplicará la capacidad de rescate mediante embarcaciones rápidas en la zona de emergencias de pateras.

Asimismo, se reducirán los tiempos de respuesta de los remolcadores en 40 minutos; se incrementará un 75 por ciento la potencia de tiro de los remolques disponibles y se multiplicará por 90 la capacidad de recogida de contaminantes.

Alvarez subrayó que con respecto a la flota aérea, por primera vez habrá un sistema de vigilancia y localización aérea complementado con aviones (habrá cuatro aviones de ala fija de nueva construcción) y helicópteros, por el que se garantizará la presencia de un helicóptero en cualquier punto del mar dentro de las 25 millas de costa en un tiempo máximo de 60 minutos.

Además, el Plan 2006-2009 contempla la creación de una red de bases para proporcionar una adecuada distribución del material de salvamento, luchar contra la contaminación en el litoral y acoger el equipo de actuación submarina.

La red estará compuesta de dos tipos de bases, once serán de material para salvamento y lucha contra la contaminación y seis para actuaciones subacuáticas.

En 2009 las once bases de material serán de dos tipos, seis estratégicas y cinco locales. Las primeras son para el almacenamiento masivo y el mantenimiento, que se ubicarán en Galicia, Andalucía, fachada cantábrica, Levante Norte, Levante Sur y Canarias, y las segundas estarán situadas en Andalucía y Galicia.

Las bases estratégicas dispondrán de instalaciones de mantenimiento, lavado y reparación de equipos de lucha contra la contaminación, equipos técnicos especializados de emergencia y elementos de transporte para posicionar el material en el lugar de la emergencia.

Las otras cinco bases serán complementarias y estarán distribuidas en áreas de mayor riesgo potencial.

La ministra recordó que en 2004 había 5 bases, frente a las 11 que habrá cuando termine el plan, lo que significa "mas que duplicar" el número total de bases y triplicar el número de bases estratégicas, y además supone "reducir a la mitad la distancia entre las bases y una posible zona de emergencia".

La red de bases de actuación subacuática dispondrá de 2 bases permanentes y cuatro operativas. Las dos bases permanentes estarán en A Coruña y Alicante, donde se ubica la única que existe hoy y las operativas ese localizarán en Las Palmas, Algeciras, Tarragona e Ibiza.

Estas bases dispondrán, entre otros, de equipos de intervención, cámaras de buceo y buceadores.

Alvarez dijo que se incrementará la dotación en las bases estratégicas, donde habrá equipos contra la contaminación y material de intervención, como un robot submarino que permita hacer trabajos en grandes profundidades durante más tiempo.

La red de bases permitirá reducir un 75% los tiempos de respuesta de posicionamiento de los equipos y medios necesarios para la actuación en todos los incidentes.